Por Eduardo Campos Sémeno

Diario del Coronavirus 038. 22 de abril de 2020

2,622,637 infectados confirmados

     182,818 muertes reportadas

9:45 PM

Por todos lados están llegando videos que nos muestran que los animales del mundo andan a sus anchas en la naturaleza sin los humanos. Pavorreales, tigres, elefantes y hasta miembros de alguna especie que ya creían extinta se han aparecido en áreas de las periferias urbanas, al parecer porque ya no se sienten invadidos y ahora ellos salen de excursión.

De hecho, mi amigo Andrés Meza compartió hoy videos de unos osos de buen tamaño en la entrada de su casa en Chipinque, uno de ellos osadamente empujando la puerta principal a la hora que él la estaba cerrando para protegerse.

Si a esos detalles curiosos le agregamos el hecho de lo descontaminado que se ve el planeta precisamente cuando este 22 de abril dicen que es el Día Mundial de la Tierra, pues ya podemos contar que, entre tanta noticia negativa, algo bueno está dejando el coronavirus. Los humanos encerrados le dieron un respiro a la naturaleza y el medio ambiente y la fauna ya lo agradecen.

Por eso el título de esta edición del diario: ¿Qué tal si aprendiéramos cualquier cosa buena que nos esté dejando este aislamiento social, con ganas de seguirla replicando cuando se acabe la contingencia? Contaminar menos y respetar más la fauna silvestre parecen metas enormes, pero no sólo a esas me refiero.

En el encierro muchos hemos aprendido o afinado nuestra tolerancia, paciencia y solidaridad, virtudes que no estaría mal que se extendieran de hoy para adelante. Pero también hay cosas más concretas, tal vez empezamos a leer más libros, a practicar algún juego de convivencia, a ser menos materialistas. Otros hicieron pininos en la cocina, se hicieron expertos en zoom, o ya le agarraron sabor, experiencia y organización a eso del home-office.

Resultaría muy satisfactorio que, si la libramos de la pandemia, tuviéramos alguna característica o habilidad que nos haya quedado de esta época del coronavirus, digo, además de la obligatoria camiseta de “Yo sobreviví al Covid-19”.

Como siempre, comentarios dirigirlos a ecampos50@gmail.com o en Facebook en la página Diario del Coronavirus o con el user @eduardocampossemeno.