Un “Día de las madres” atípico, es el que vivirá la comunidad regiomontana a causa de la pandemia del COVID-19, y es que las autoridades estatales han decidido implementar diversas acciones para evitar que la comunidad se aglomere y los contagios aumenten.

Sin fiestas o reuniones, sin mariachis, sin visita a los panteones y con algunas restricciones en la venta de pasteles y flores, a los regiomontanos no les quedará más remedio que poner en marcha su ingenio y celebrar a sus madres a través de redes sociales.

De acuerdo a la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur), para el próximo 10 de mayo, la pandemia del Covid-19 dejaría pérdidas de hasta 36 mil millones de pesos, 80 por ciento de la cifra alcanzada en la misma fecha de 2019.

Sin embargo, el presidente de la Concanaco, José Manuel López Campos, señaló que ante tal situación el comercio electrónico dará un respiro a muchos establecimientos que cuentan con plataformas digitales para vender en línea, ya que se prevé que del 15 al 20 por ciento de las ventas que se esperaban se podrían realizar por este medio.

De manera general, se estima que el comercio electrónico capte este año por los festejos del Día de la Madre alrededor de 12 mil millones de pesos.

López Campos, detalló que los rubros más beneficiados serían la venta de ropa y accesorios con 47 por ciento, joyería y relojes con 15 por ciento y flores, tarjetas y regalos varios 11 por ciento.

“Estos giros comerciales empezaron a tener ventas desde este fin de semana, ya que tiendas departamentales y proveedores de marcas de prestigio lanzaron promociones con ventas en línea, con descuentos y meses sin intereses, así como pagos diferidos”, comentó López Campos.

En tanto, detalló que otros rubros de mucha demanda son las ventas de telefonía móvil, tabletas y artículos electrodomésticos, que representan un número importante de las transacciones comerciales, mostrando un incremento considerable en los últimos años.

Durante 2019, del total de las ventas, 48 mil millones de pesos, que se realizaron, el 13 por ciento se hizo por internet, y en esta ocasión, por el Covid-19, se incrementarán en 11 por ciento las operaciones de comercio electrónico en México.

Sin embargo, giros de negocios como restaurantes, tiendas departamentales, agencias de viajes y lugares de esparcimiento tendrán un 10 de mayo sin ventas presenciales, cuando las expectativas eran de incrementarlas en tres por ciento, respecto al año anterior y alcanzar una derrama superior a los 49 mil 500 millones de pesos.

El titular de la Concanaco, refirió que uno de los sectores más favorecidos en años anteriores por esta fecha es el restaurantero, el cual en promedio cada año tiene un incremento entre el 4 y 5 por ciento en sus ventas, pues son los lugares de mayor preferencia por las familias para festejar a las madres.

Anotó que para este año se tenían expectativas muy altas por ese festejo, considerando que es domingo, día que se prestaba para tener reuniones, lo que implicaría la compra de regalos, así como asistir a algún restaurante o realizar actividades en familia.

“Además, se esperaba por festejarse en fin de semana que muchas familias decidieran pasar esa fecha en alguno de los sitios turísticos del país, lo cual incentivaría la derrama en hoteles, aerolíneas, líneas de autobuses, restaurantes, entre otros tipos de servicios demandados por los turistas”, asentó.

En Nuevo León, las medidas impuestas por el Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Salud no han sido del agrado de muchos, en especial para los establecimientos comerciales y de servicios, ya que aseguran tendrán una considerable perdida en su economía.

Con el cierre de los panteones, unos de los sectores de comercio más afectados será el de la venta de flores, en el cual registrarán pérdidas de hasta un 80 por ciento, dependiendo el establecimiento.

Los comerciantes ubicados en los alrededores de los panteones Dolores y El Carmen, señalaron que aún no llega el 10 de mayo y ya han tenido grandes pérdidas, ya que las ventas han estado sumamente bajas, al grado de que han tenido que tirar mercancía que por las altas temperaturas se ha echado a perder.

“Para estos días ya teníamos casi un treinta por ciento de ventas, la gente se tomaba su tiempo y comenzaba a visitar los panteones o hacer los pedidos de sus arreglos florales, pero con esta contingencia a un 10 por ciento de ventas hemos llegado”, comentaron comerciantes.

Asimismo, los comerciantes de dicha zona pedían ayuda a las autoridades para poder trabajar y tener, aunque sea pocas ventas, ya que no cuentan con la tecnología suficiente para poder brindar servicio a través de internet.

La industria restaurantera en el estado también recibirá un duro golpe, estimando perdidas de poco más de 112 millones de pesos de acuerdo a Juan Carlos López Flores, integrante de La plataforma Residente y socio estratégico de CANIRAC en el Estado.

Además, mencionó que la perdida para los restaurantes será muy latente, sin embargo, aseguró que cuentan con el programa “Cocinando el Futuro”, el cual les hará “amortiguar” el golpe de las perdidas por la pandemia del COVID.19.

El Secretario de Salud Estatal, Manuel de la O Cavazos, aclaró que en el Día de las Madres no se prohíbe la compra de flores y pasteles, pues lo pueden hacer vía plataforma digital y con entrega a domicilio.

Según un censo realizado por autoridades en salud, en la entidad existen 847 establecimientos de venta de panes y pasteles, así como 763 de comercialización de flores.

Por último, de la O Cavazos, anunció que la Secretaría de Salud en Nuevo León implementará este fin de semana un operativo de vigilancia más intenso, para evitar que se venda de forma presencial pasteles y flores, así como también que se cumpla que los cementerios sólo tengan acceso para inhumaciones.