Italia permitirá los viajes internos y planea abrirfronteras desde el 3 de junio para que lleguen viajeros de la Unión Europea sin que cumplan un aislamiento (llamado cuarentena) de 14 días por el Covid-19, aunque esta idea aún se estudia.

Este viernes 15 de mayo, el gobierno de Giuseppe Conte aprobó decretos que avancen la reapertura del país y establezcan medidas de seguridad para evitar los contagios del coronavirus dentro de los negocios a partir del lunes 18.

Italia registra hasta el momento 223 mil contagiados del virus y 31 mil 600 muertos.

Las distintas regiones y provincias autónomas han estado divididas últimamente sobre la reanudación de movimientos dentro del país.

Fin a limitación de movimientos

Italia continúa abriéndose ante la contracción de la pandemia del Covid-19 y permitirá los viajes entre regiones desde el 3 de junio, aunque se podrá restringir movimientos si los datos empeoran, según un borrador del decreto.

En tanto, desde este lunes, 18 de mayo, se pondrá fin a toda limitación de movimiento dentro de una misma región. Hasta ahora solo se podía salir de casa para comprar comida, trabajar, ir a urgencias y desde hace poco para visitar a familiares o hacer deporte.

Ese día subirán abrirán gran parte de los negocios del país, como las peluquerías o los del sector restauración, como bares y restaurantes, cuya apertura estaba fijada el 1 de junio y que ahora solo servían “para llevar”.

La reapertura es con base a un protocolo de seguridad que el Gobierno acordó con las regiones este viernes. 

Reclaman falta de información a días de la reapertura

En tanto, de acuerdo con la agencia EFE, muchos comerciantes italianos han expresado su preocupación por la falta de indicaciones a solo tres días de su vuelta a la actividad tras el aislamientos por el coronavirus.

El presidente de la Conferencia de Regiones, Stefano Bonaccini, confirmó que se ha alcanzado un acuerdo con el Ejecutivo central sobre unos protocolos que permitan la reapertura de los negocios en seguridad el próximo lunes 18 de mayo.

En la propuesta que se entregó unánimemente por las regiones y que el gobierno incluirá en su decreto se establecen medidas de seguridad en restaurantes, negocios turísticos, peluquerías, comercios minoristas, piscinas, gimnasios, jardines, museos y bibliotecas.

Por ejemplo en los restaurantes, las mesas tendrán que estar separadas al menos un metro, frente a los más de dos de los que se había hablado en los últimos días y que inquietaba en el sector, y la distancia se podrá reducir si se usan separadores como mamparas.

Los locales podrán tomar la temperatura a sus clientes e impedir su paso si superan los 37.5 grados, proporcionarán productos desinfectantes y limpiarán el establecimiento varias veces al día.