En una acción de colaboración con las autoridades sanitarias del gobierno mexicano, la farmacéutica Novartis, a través de su división de genéricos y biosimilares Sandoz, anunció el día de hoy la donación de Hidroxicloroquina para tratar a 20 mil pacientes hospitalizados con COVID-19 en México. El medicamento fue entregado al Instituto Nacional de Nutrición Salvador Zubirán (INNSZ) a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Es importante recalcar que las autoridades mexicanas serán las responsables de distribuir el medicamento a los hospitales.

El objetivo de la donación es permitir a los pacientes en México acceder a un tratamiento potencial que está siendo evaluado a nivel global para atender pacientes en las circunstancias especiales que estamos afrontando y que representa una esperanza dentro del arsenal terapéutico para combatir al COVID-19”, dijo Fernando Cruz, Presidente de Novartis Mexico, quien señaló que este envío es parte de la donación anunciada por Novartis a nivel mundial en marzo, la cual establecía la distribución de 130 millones de dosis de Hidroxicloroquina en distintas partes del mundo, por lo que el acceso sólo será a través de las instituciones de salud de cada país.

La Dra. Marissa González, Directora Médica de Novartis Farmacéutica agregó “el protocolo de tratamiento emitido por las autoridades en México para atender pacientes con COVID-19 en esta etapa crítica de la pandemia considera a la Hidroxicloroquina como una de las opciones para atender pacientes hospitalizados”. Al presente, este medicamento está indicado para tratar el paludismo (también conocido como malaria) y enfermedades autoinmunes como el lupus eritematoso y la artritis reumatoide, entre otras indicaciones. “actualmente, se están realizando ensayos clínicos alrededor del mundo para determinar la eficacia y seguridad del medicamento en el tratamiento del COVID-19”, remarcó la especialista.

Por su parte, la Dra. Katia Pineda, Líder del Área Médica de Sandoz México señaló “este medicamento aún no ha sido aprobado para el tratamiento de COVID-19 en México, sin embargo, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), basada en resultados preliminares de múltiples ensayos clínicos que investigan el efecto benéfico de la Hidroxicloroquina en el tratamiento de COVID-19, recomendó la autorización para el uso de emergencia del medicamento de Sandoz y ello permitió el ingreso del medicamento a nuestro país”.

En este sentido, Enrique Liñero, Director General de Sandoz México, expresó su satisfacción por haber logrado la importación de Hidroxicloroquina a México bajo el esquema de uso de emergencia, como señal de apoyo a médicos, pacientes y en general al sector salud de nuestro país. Además, puntualizó que el medicamento de Sandoz no estará disponible para la venta al público, sino que será otorgado bajo estrictos procesos de autorización de las autoridades mexicanas del sector salud.

Finalmente, Liñero indicó que, como parte de las acciones del grupo para apoyar a la crisis originada por el coronavirus, Sandoz tiene la intención de trabajar en estrecha colaboración con otros fabricantes para impulsar la producción de Hidroxicloroquina y ayudar a suministrarla alrededor del mundo.