Por Francisco Tijerina Elguezabal

“No pretendas apagar con fuego un incendio, ni remediar con agua una inundación.” // Confucio

Creo que la inmensa mayoría de los mexicanos desconocemos la existencia de Nacajuca, un municipio de Tabasco, tal vez el más pequeño de esa entidad.

Resulta que en Nacajuca un comerciante decidió abrir su negocio, una papelería, guardando las condiciones, normas y restricciones de la “nueva normalidad” por el coronavirus, pero eso no lo importó a una bola de orangutanes de la policía estatal que con lujo de prepotencia y violencia le cerraron su negocio y con un clarísimo abuso de fuerza le detuvieron.

En medio de los estragos que ha dejado el huracán “Cristóbal” en la entidad, con miles de damnificados, con una población sumida en la miseria e incertidumbre por no poder trabajar por la cuarentena, el gobernador morenista Adán Augusto López Hernández manda a sus policías a reprimir a los comerciantes que se buscan una forma honesta de conseguir recursos y con lujo de violencia los reprimen y detienen.

La escena es patética y el miedo se convierte en ira cuando escuchas la voz de uno de los uniformados que al reclamo de un ciudadano que graba con su celular la terrible escena le cuestiona: “¿A ti también quieres que te llevemos?”

Solidaridad, congruencia, coherencia, sensibilidad, son palabras que parece están fuera del diccionario de los gobernantes en Tabasco.

El hombre no pide ni limosnas ni apoyos, simplemente abre su negocio para ofrecer mercancías y ganarse el diario sustento. No es un rico potentado millonario, antes de bajar la cortina mete dentro de su local su humilde bicicleta, su medio de transporte, para resguardarla. ¿Así o más claro?

Pero la insensibilidad de un gobierno y de sus gobernantes no conoce de sentimientos o del hambre, no entiende y si sus policías actúan de esa manera no es por otra cosa que por el mandato de sus superiores que lo permiten.

Triste ver a un México así en el que los ciudadanos de bien son atacados por los que deberían ser sus protectores.

En breve, cuando halla elecciones, no se queden de que les den la espalda, porque se están ganando solitos el repudio de los electores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.