El gobierno del Reino Unido pidió a hospitales británicos, por medio del Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés) que se suministre el medicamento dexametasona a miles de pacientes hospitalizados por coronavirus Covid-19, luego de darse a conocer un estudio que reporta que dicho fármaco reduce de manera considerable la mortalidad entre los enfermos. 

En declaraciones a la prensa, el Premier Ministro británico, Boris Johnson, destacó los resultados dados a conocer por la Universidad de Oxford, que también desarrolla una vacuna contra el coronavirus, e instruyó el suministro en la mayor cantidad de hospitales posibles. 

El estudio fue una prueba amplia y estricta que suministró el medicamento a 2 mil enfermos escogidos al azar, a los que comparó con 4 mil 321 pacientes que recibieron el tratamiento habitual.

A los pacientes elegidos se les suministró dexametasona por vía oral o intravenosa durante 10 días. Después de cuatro semanas, el medicamento redujo en un 35% las muertes de enfermos que requirieron tratamiento con respiradores artificiales y en un 20% en los que sólo necesitaron oxígeno adicional. Aparentemente no ayudó a los pacientes menos graves.

Los investigadores calcularon que el medicamento evitaría una muerte por cada ocho enfermos conectados a un respirador y una por cada 25 pacientes tratados únicamente con oxígeno.

Martin Landray, uno de los autores del estudio, dijo que son resultados importantes, y que si bien no se trata de “una cura”, sí es un paso hacia adelante. Destacó que el precio del fármaco sea considerablemente accesible, de hasta 30 dólares (666 pesos) por todo un tratamiento. 

Los esteroides reducen la inflamación que suele producirse en los pacientes de Covid-19 como reacción del sistema inmunitario al combatir la infección. Esta reacción excesiva lesiona los pulmones y puede ser fatal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.