Fuentes cercanas a la Casa Blanca habrían señalado que Donald Trump se encuentra sumamente enojado ante la baja asistencia a su primer acto de campaña desde el inicio de la pandemia de Covid-19.

Las quejas de Donald Trump comenzaron incluso desde antes que se confirmara que seis miembros de su equipo de campaña habían dado positivo al coronavirus, incluyendo miembros del Servicio Secreto Norteamericano.

De acuerdo a la cadena NBC, Trump se quejó de que se hiciera público la información de las seis personas de su equipo de campaña que dieron positivo a la enfermedad.

La asistencia total al BOK Center, ubicado en Tulsa, Oklahoma, fue de apenas 6 mil 200 personas, con una capacidad de más de 19 mil asientos.

Se trataría de menos de una tercera parte de la capacidad estimada, además de que una zona en las afueras del estadio hecho para las personas que no pudieran entrar al estadio, lució totalmente vacía.

Usuarios de la app Tik Tok y fans del K-Pop se habrían atribuido parte de esta baja asistencia, señalando que habrían reservado lugares en la arena en donde se llevó a cabo el evento, sin ninguna intención de asistir.

Aunado a esto, algunas encuestas dan al rival de Trump, Joe Biden, un amplia ventaja en las preferencias electorales.

Pero a fin de cuentas, una realidad parecería ser innegable para Trump: buena parte de su base tiene miedo a contraer el coronavirus, y no están dispuestos a asistir a actos de campaña.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.