La amplia reforma legal impulsada por el presidente ruso Vladimir Putin, la cual incluye la posibilidad de reelegirlo hasta el año 2036, fue aprobada por una abrumadora mayoría en el referéndum que concluyó este 1 de julio y que había sido pospuesto por la pandemia de Covid-19.

La Comisión Electoral de Rusia dio a conocer que 77.92 por ciento de los electores votó a favor de la revisión constitucional, mientras que 21.27 por ciento se expresó en contra; la participación fue de alrededor de 65 por ciento.

Originalmente, el ejercicio democrático se iba a llevar a cabo en el mes de abril, pero la contingencia sanitaria obligó al gobierno a posponerlo y a extenderlo del 25 de junio al 1 de julio con el fin de evitar conglomeraciones en los centros de votación.

La profunda reforma ya había sido aprobada en el Legislativo pero Putin ofreció someterla a plebiscito para mostrar que la mayoría de la población estaba de acuerdo.

Entre otras cosas, el electorado votó a favor de introducir los conceptos de ‘fe’ y ‘dios’ en el texto, así como el del matrimonio exclusivo para personas heterosexuales. También establece que el presidente puede estar en el poder dos periodos consecutivos dando borrón y cuenta nueva, lo que permitiría a Putin presentarse a la elección de 2024 y 2030.

Oposición llama “enorme mentira” al proceso

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, celebró el triunfo en el proceso y señaló que el amplio margen de la victoria produjo de facto “un referéndum triunfal de confianza hacia el presidente Putin”.

Tras destacar el alto nivel de participación, Peskov apuntó que los cambios a la constitución sentarán las bases “de un futuro mejor” para todo el pueblo ruso.

Por su parte, el reconocido opositor y líder del partido Rusia del Futuro, Alexéi Navalni, calificó el plebiscito como una “enorme mentira” y pidió a la ciudadanía prepararse para las próximas elecciones locales de septiembre a fin de construir un contrapeso ante Rusia Unida, el partido oficial y mayoritario.

Asimismo, la Unión Europea llamó este jueves a Rusia a investigar las “denuncias de irregularidades” en el proceso, en voz del vocero de diplomacia del organismo supranacional, Peter Stano, quien señaló:“Tenemos conocimiento de los informes y denuncias de irregularidades durante la votación (…) Esperamos que estos informes sean debidamente investigados porque se trata de alegaciones graves”.Peter Stano

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.