Para poder garantizar que se les realice una prueba de Covid-19, los regiomontanos han optado por acampar desde una noche antes en los módulos Drive Thru.

Tal es el caso de una familia que llegó desde las 23:00 horas del lunes, al módulo Drive Thru de Apodaca para alcanzar ser atendidos el día de ayer.

En tanto, las filas en ese mismo módulo llegaron a ser hasta de más de 100 carros y demás de 20 personas que acudieron caminando, las cuales en algunos casos llegaron a las 3:00 horas.

De acuerdo al personal de la Secretaría de Salud que atiende el módulo localizado en el cruce de las avenidas Miguel Alemán y Concordia, al día se están realizando solamente 100 pruebas, por lo que las mismas podrán ser realizadas a quienes se consideren sospechosos y presenten por lo menos tres síntomas como fiebre, dolor de cabeza o garganta y tos.

La situación en los otros centros no es indistinta, pues en el caso del módulo ubicado en el Zaragoza y Morelos, la fila llega hasta la calle Juan I. Ramón. 

Mientras tanto, en el drive thru de avenida Sendero, las filas casi llegan hasta la Carretera a Colombia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.