Estados Unidos lanzó un llamado a otros países a que rechacen las brigadas de médicos cubanos que han salido de su país para combatir al Covid-19.

La administración de Donald Trump asegura que el programa de solidaridad médica abusa de los trabajadores de la salud cubanos y gana dinero para el liderazgo comunista de la isla.

De acuerdo con el gobierno de Cuba, hasta el momento ha enviado a brigadas de médicos y enfermeros para luchar contra el coronavirus a al menos 30 países hasta el momento.

La primera brigada fue enviada a Italia, que fue el primer foco del brote en Europa y actualmente  es el cuarto país del mundo con más víctimas mortales con Covid-19, con 241 mil 956 casos y 34 mil 899 muertes.

No son héroes, son víctimas: EU sobre médicos cubanos

El programa de solidaridad médica de Cuba, cuyas brigadas para combatir el coronavirus han apoyado desde Italia hasta Perú, ha generado rechazo de Estados Unidos.

Para la Casa Blanca los trabajadores de la salud de la isla que salen a ayudar a otras naciones no son héroes, sino víctimas de quienes se abusa para que el liderazgo comunista de la isla obtenga dinero.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo que 50 mil médicos cubanos se han visto obligados por el gobierno de los Castro a verse en situaciones de trata de personas en más de 60 países en todo el mundo. Aseguró que ellos son la principal fuente de ingreso del régimen.

De acuerdo con la administración de Donald Trump, los médicos y enfermeros cubanos no reciben el salario completo que los países pagan al Gobierno cubano por sus servicios.

Cuba, ejemplo de solidaridad médica

Estados Unidos dice que las brigadas médicas de Cuba son un negocio que mantiene a los líderes comunistas en el poder, puesto que no reciben el salario completo que les pagan las naciones a las que van a ayudar.

Esa declaración ha sido rechazada por los propios médicos de las brigadas, quienes aseguran que la gran mayoría de los trabajadores de la salud de los cubanos se involucra en su profesión.

“No se no obliga o se nos fuerza hacer nuestro trabajo, ni dentro, ni fuera de nuestro país”, comentó uno de los trabajadores de la salud a CNN, quien además subrayó que Cuba ejemplo de solidaridad médica.

El pasado 26 de marzo, Cuba rechazó, mediante una nota diplomática de protesta, lo que llamó una “campaña de descrédito y mentiras” de Estados Unidos contra sus servicios médicos internacionales, en momentos en que varios países han requerido de ellos para combatir al Covid-19.

Señaló que la diplomacia estadounidense lleva adelante “una continuada y exacerbada campaña de descrédito y mentiras contra la cooperación médica internacional que brinda Cuba”.

La isla socialista, que cuenta con su programa de servicios médicos desde inicios de la década de 1960, tiene actualmente más de 30 mil profesionales de la salud en 61 países, parte de ellos como cooperación gratuita y en otros cobrando por sus servicios.

La venta de servicios médicos es junto con el turismo uno de los motores de la economía cubana.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.