Las pruebas rápidas que se venden en redes sociales para la detección del coronavirus fueron descartadas al considerarse falsas.

De acuerdo con un reportaje de UNOTV, el costo de cada una es alrededor de mil pesos y algunas se ofrecen certificadas, pero el precio varía cuando se otorgan sin certificación.

Uno de los compradores de la prueba rápida fue David León Cortés, quien posee conocimientos sobre bioquímica por lo que al encontrar una oferta para la detección de anticuerpos de Covid-19, presuntamente autorizadas por Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) y autoaplicable.

Sin embargo, el egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) descartó que el paciente pueda aplicarlas por su cuenta porque requiere la asistencia de personal sanitario y tampoco cuenta con autorización de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Aunque la situación de David no es un caso aislado, dado que presunto personal de salud vendía en redes sociales pruebas rápidas por 45 pesos, por lo que, quienes efectivamente ejercían en el rubro sanitario, interpusieron una denuncia ante la Fiscalía General de Justicia del Estado de México y la Policía Cibernética.

Por otra parte, la Cofepris sólo avala una lista de 10 pruebas serológicas autorizadas que no son de venta al público y se aplican en laboratorio para evitar un resultado falso, además el propio subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, dijo que las pruebas rápidas no son diagnósticos de coronavirus.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.