Por José Jaime Ruiz

@ruizjosejaime

josejaimeruiz@lostubos.com

Despliego la nota: “Al estimar que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) no puede ordenar a los congresos a legislar en uno u otro sentido, la Primera Sala del máximo tribunal del país resolvió desechar un proyecto que ordenaría a la legislatura de Veracruz a despenalizar el aborto en el estado.

“Los ministros Alfredo Gutiérrez, Margarita Ríos Farjat, Norma Lucía Piña Hernández y Jorge Mario Pardo Rebolledo votaron en contra del proyecto presentado por su colega, Juan Luis González Alcántara Carrancá, por considerar que el Congreso de Veracruz no incurrió en omisión de legislar sobre ese tema, ya que el aborto está regulado en los artículos 149, 150 y 154 del Código Penal para el estado de Veracruz.

“‘No hay omisión legislativa porque la norma sí existe. La norma no está impugnada como tal, sino por la vía de su omisión”, estableció la ministra Ríos Farjat a la vez que mencionó que no se puede obligar a legislar en un sentido u otro.

“De esa forma, se resolvió turnar el expediente a otro ministro quien se encargará de presentar un nuevo proyecto.

“El proyecto de Alcántara Carrancá planteaba que el artículo 149 del Código Penal de Veracruz (que tipifica el aborto), representaba una ‘barrera discriminatoria al acceso a este derecho en condiciones de igualdad’ y ordenaba al Congreso de Veracruz a legislar para ‘eliminar las medidas discriminatorias (…) entre ellas, las normas que criminalicen o restrinjan el acceso al aborto’” (El Economista).

A principios de diciembre de 2019, al presentarse ante el Senado para optar por ser ministra de la Corte, Margarita Ríos-Farjat dijo estas frases sobre el aborto:

  • “El tema del aborto no es la penalización”.
  • “Hay un tema espiritual en esto para mí. La vida es un tema espiritual, es una sensación, alguien no te va a decir donde está la vida o dónde es la vida. Es una cosa que te acompaña siempre, sin embargo, de ahí a penalizar a gente que esté en la cárcel, eso me parece igual de dramático”.
  • Rechazó la penalización que se aplica por el marco jurídico vigente en diversos estados de la república: “Pasar por un quirófano (por una interrupción del embarazo) no es algo padre”.
  • “Por las necesidades económicas de mujeres vulnerables, sería una injusticia que estuvieran en la cárcel”.

¿Es diferente Margarita Ríos-Farjat como ciudadana y ahora como ministra?

El 28 de febrero de 2015 el Grupo Reforma publicó el artículo de Margarita: “Lo sexy y lo no sexy de la Corte”, cuando estaba muy lejos de ser ministra:

“Digamos que la Corte resuelve sobre dos tipos de asuntos: los sexys y los no sexys.

“Cuando la Asamblea Legislativa del Distrito Federal determinó que el matrimonio era la unión entre ‘dos personas’ (el Código Civil dejó de distinguir que tal unión debía ser entre ‘un hombre y una mujer’), se promovió una acción de inconstitucionalidad para tratar de revertir la vanguardista interpretación del legislador capitalino.

“La Corte sostuvo que la reforma era válida: la versión anterior discrimina las preferencias sexuales. Un caso súper sexy para la Corte, garante de la igualdad.

“Cuando el Partido del Trabajo promovió un recurso similar en contra de una ley electoral de Chiapas, quejándose de que las cuotas de género discriminaban a los hombres, la Corte no sólo dijo que el legislador estaba en lo correcto, sino que además esas cuotas eran una exigencia constitucional para combatir la ‘discriminación estructural’ que ha sufrido la mujer por décadas. Otro caso súper sexy en derechos humanos.

“Por este lado la lista es afortunadamente larga. Donde el asunto no es nada sexy es en los derechos colectivos o intereses difusos.”

Hoy resulta que lo que hizo Ríos-Farjat y sus compañeros ministros, no fue nada sexy porque resolvieron sobre derechos colectivos, no sé si sobre intereses difusos, y a favor de una discriminación estructural.

¿Resolvió la Corte por reglas del derecho? No lo sé. Lo que sí sé es que desechar el proyecto para despenalizar el aborto en Veracruz no abona a la lista “afortunadamente larga” de los derechos humanos y los derechos de las mujeres. Y sí, al convertirse en ministra, Margarita se olvidó de ser “sexy”.

1 COMENTARIO

  1. Buenas tardes. El tema es más complejo de lo que parece y la Corte sí votó por las reglas del derecho. No es que la ministra Ríos y sus compañeros haya votado en contra de la despenalización del aborto. Votaron en contra del proyecto que buscaba despenalizarlo por una omisión que no existía (sí existía la regla y además no había sido impugnada). El camino para despenalizar el aborto tiene dos vías: 1) la ideal, más fácil y rápida Reforma Legislativa o 2) la más larga a través de impugnaciones estatales a las normas inconstitucionales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.