Autoridades de China pusieron en cuarentena al pueblo Suji Xincun en Baotou, Mongolia, por la muerte de un hombre que tenía peste bubónica y tuvo una complicación intestinal.

Hasta el momento no se ha detectado otro caso de esta enfermedad y los contactos del fallecido, nueve cercanos y 26 secundarios, dieron negativo a la prueba y tomaron medicamentos para evitar enfermarse.

Las autoridades no especificaron cómo pudo haber contraído la enfermedad.

La bacteria Yersinia pestis, que transmite la peste y es altamente contagiosa, puede transmitirse de animales a personas por picaduras de pulgas contagiadas que hayan mordido un roedor enfermo o por el contacto directo con cadáveres de pequeños animales infectados.

Este es el segundo caso y la primera muerte por peste bubónica que China ha confirmado este año. El primero fue en julio en Bayannur, otra ciudad de Mongolia, donde se cerraron varios lugares turísticos y se emitió alerta Nivel 3.

Esta enfermedad, aunque es rara, puede ser tratada. Entre 2009 y 2018 en China se han detectado 11 muertes de personas y 26 casos por peste, según la Comisión Nacional China de Salud.

La peste puede provocar los síntomas de diarrea, dolor abdominal severo y fiebre alta. Es una de las epidemias más mortales que ha habido en el mundo.

OMS dice que peste en China no representa un riesgo grave

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo el 4 de agosto que está supervisando los casos de peste bubónica en China y aseguró que la situación no representa una amenaza y está “bien gestionada”.”Por el momento no consideramos que haya un riesgo alto, pero estamos supervisando de cerca”OMS

La Comisión de salud de China prohibió hasta finales de 2020 la caza y consumo de animales que puedan transmitir la peste, en particular las marmotas, y pidió a los habitantes a informar sobre cualquier roedor muerto o enfermo que encuentren.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.