Si buen las autoridades sanitarias dicen que julio fue un “mes difícil” por el alza en los contagios de Covid-19 en la entidad; la temporada de huracanes ha dejado ya también su huella en este 2020 con la depresión tropical llamada “Hanna“, que arroja daños iniciales por 1 mil millones de pesos.

Y aunque la secretaría de Gobernación ya emitió la declaratoria de desastre para 41 de los municipios del Estado, hay 10 localidades que quedan en el desamparo; ahora es menester del gobierno estatal proceder para tramitar los recursos que permitan iniciar la reconstrucción y reparación, principalmente viales, afectadas por “Hanna“.

Con ráfagas de alrededor de 100 kilómetros por hora, “Hanna” tocó Nuevo León la última semana de julio;  superó los 60 kilómetros por hora del fenómeno meteorológico “Fernand”que se manifestó en septiembre del 2019.

No obstante, aunque ambos causaron estragos en la infraestructura de Nuevo León, fueron las precipitaciones del mes de julio de este año las que causaron mayores problemas en el estado.

Aunque generalmente las lluvias comunes tocan de forma intermitente sólo algunos de los puntos de la entidad, fue con el huracán Hanna que toda el área metropolitana se vio afectada, repercutiendo directamente en arterias viales, hogares, en incluso los mismos canales hechos para que brinde fluidez al agua acumulada por las mismas lluvias.

COMERCIO TAMBIÉN

Uno de los sectores también afectados fueron los comercios tanto formales como informales quienes, aunado a las restricciones de movilidad que ya sufren los mismos comerciantes, el huracán afectó durante dos días las actividades de estosque se vieron sumamente restringidos, ya que Gobierno del Estado clausuró algunas actividades en lo que pasaban las precipitaciones.

Así mismo, el transporte público se vio en la necesidad de detener provisionalmente sus actividades por la tarde del domingo 26 de julio, debido a que las vialidades por las que realizan sus recorridos los camiones urbanos ecovía y taxi, se encontraban inundadas o en malas condiciones para brindar su correcta circulación.

AFECTACIONES PRINCIPALES

Con el desborde de ríos, caída de postes y árboles, así como los daños a la energía eléctrica en múltiples hogares, fueron algunos de los obstáculos en común a los que se enfrentaron los regiomontanos.

De entre los municipios más impactados destaca Guadalupe, donde la autoridad municipal destaca 26 zonas de afectación, siendo la rehabilitación más costosa, la del socavón en el carril exprés de la avenida Miguel de la Madrid.

Otro municipioseriamente impactado es San Nicolás, especialmente en el Arroyo Topo Chico, el cual, similar a la tormenta Fernand, se desbordó en algunos tramos, afectando no solamente la infraestructura del canal, sino que también generó destrozos en el pavimento e inclusive inundaciones a las viviendas aledañas.

El municipio de Monterrey no estuvo exento, pues la proliferación de baches, encharcamientos e inundaciones en pasos a desnivel en importantes avenidas como Gonzalitos y Fleteros, orillaron al cierre de poco más de 20 avenidas por todo un día, mismas que fueron atendidas, una vez disipada la tormenta, con limpieza de basura acumulada en rejillas.

Por su parte, San Pedrose reportaronsocavones en la Colonia Bosques del Valle y daños en el Parque Rufino Tamayo, así como deslavesen casas aledañas a montañas, que, aunque no resultó en incidentes, sí ocasionó que elementos de Protección Civil realizaran movilizaciones para retirar los escombros. 

Sin embargo el rubro que causó mayor consternación a más de uno, fue que la intensidad de las corrientes de agua logró arrastrar a 14 personas, de las cuales al menos 10 han sido rescatadas por parte de Protección Civil de Nuevo León, quienes en conjunto con dependencias municipales actuaron durante y después del fenómeno meteorológico para atender reportes ciudadanos y además estar vigilantes a cualquiera que requiera del auxilio de autoridades.

DAÑOS EN LA ECONOMÍA

Una vez realizado el recuento de daños de forma simultánea, entre Gobiernos municipales, Diputados locales y federales, así como el Gobierno estatal mismo, se ha coincidido en que los daños por el huracán incitaron a declarar estado de emergencia dadas las necesidades en las que recae Nuevo León ante la pandemia y ahora por las partes que requieran atención debido a la tormenta tropical.

A la par de la declaratoria de desastre, se solicitó que se mantenga el apoyo de las fuerzas federales para la continuidad del Plan de Auxilio a la Población Civil en Casos de Desastre; autorizar la ejecucióndel Proyecto Metropolitano del Arroyo del Topo Chico, desazolves de los ríos Santa Catarina y La Silla, con asignación de los recursos federales necesarios para su implementación.

Otra de las peticiones es un plan integral de drenaje pluvial para el área metropolitana, que prevea el manejo de aguas de lluvia, drenaje pluvial y la administración integral de cuencas y subcuencas hidrológicas del estado.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, aseguró que los recursos del Fondo para la Atención de Emergencias (FONDEN) llegarán al estado luego de realizarse el trámite correspondiente.

“Está funcionando el FONDEN. Ayer recibí un escrito del Gobernador de Nuevo León pidiendo apoyos para damnificados y para las obras y tiene un procedimiento lo de la decisión de apoyar, lo tiene que revisar un consejo de Protección Civil, hay un procedimiento y sigue funcionando, desde el principio”, dijo.

Mientras tanto, y a una semana del impacto de Hanna, municipios y gobierno trabajan en la rehabilitación, principalmente de la infraestructura vial, misma que se encuentra vulnerable ante las lluvias que se puedan llegar a generar durante los próximos días.

Se espera que una vez que los recursos federales lleguen, se facilitará la realización de los trabajos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.