El director de ONU-Hábitat México, Eduardo López Moreno, considera que el Tren Maya, proyecto de infraestructura que impulsa el gobierno federal, impulsará el desarrollo regionalconcentrado en los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

Al celebrar el conversatorio “Voces de los pueblos indígenas y el Tren Maya”, el representante de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en México, aseveró que de cada 100 empleos que se generen de 2020 a 2030 en la zona, el 46 por ciento irán destinados a pueblos originarios.

El encuentro virtual tenía el objetivo de “fortalecer” el diálogo con líderes comunitarios en la región, además de destacar la participación y empoderamiento de la población indígena que vive en la zona de influencia del proyecto Tren Maya para “garantizar” la incorporación de las aportaciones, voces y necesidades.“ONU-Hábitat con toda la voluntad y la intención trabaja en la ruta del Tren Maya porque sabemos que este es un proyecto de integración nacional, que nos permite apoyar un proyecto endógeno, pero que puede construir el futuro de estos pueblos”Eduardo López Moreno

El director de ONU-Hábitat también destacó que el proyecto integral de desarrollo debería “empoderar” a las comunidades indígenas, fortalecer el tejido social e integrar a los territorios, valorar sus patrimonios tangibles e intangibles, además de proteger al medio ambiente.

Por lo cual, el director general del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI), Adelfo Regino, destacó la importancia de escuchar las voces de las comunidades indígenas, señalando que el Estado cumplió con la consulta a los pueblos que habitan en el sureste de México.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.