Científicos de la Universidad de Northwestern, ubicada en Estados Unidos, descubrieron vulnerabilidad en la proteína de punta de la estructura del coronavirus, lo que podría dar pie a un tratamiento “relativamente fácil” de producir, según dicta el estudio publicado en la revista ACS Nano.

Lo anterior, debido a que dicha proteína contiene el sitio de unión entre el virus y las células huésped, que permite que el SARS-CoV-2 entre e infecte el cuerpo humano. Pero, si se modificara esa estructura, el coronavirus resultaría no tan fuerte como se piensa.

En pocas palabras, los científicos desarrollaron una molécula con carga negativa para unirla al sitio de división con carga positiva que bloquearía la unión del virus a la célula anfitriona. Esto, luego de descubrir un espacio con carga positiva (conocido como el sitio de división polibásica) situado a 10 nanómetros del sitio de unión real de la proteína punta.

La carga positiva posibilita una fuerte unión entre la proteína del virus y los receptores de las células humanas con carga negativa, pero la molécula creada impediría la unión, provocando una división que actuaría como tratamiento profiláctico capaz de disminuir la capacidad del virus para infectar a los humanos.

“Nuestros resultados explican los estudios experimentales que muestran que las mutaciones de la proteína de punta del SARS-CoV-2 afectaron la transmisibilidad del virus”, explica Mónica Olvera de la Cruz, líder de la investigación.

Hasta el momento, la función del sitio de división polibásica ha permanecido esquiva. Sin embargo, parece estar separada por una enzima (furina) que abunda en los pulmones, lo que sugiere que el sitio de división es crucial para la entrada del virus en las células humanas, menciona de la Cruz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.