Por José Jaime Ruiz

@ruizjosejaime

josejaimeruiz@lostubos.com

Dije que el senador Samuel García no sería candidato a la gubernatura de Nuevo León, unas horas después el partidario de Movimiento Ciudadano lo comprobó haciendo de la costilla, costilla bíblica: cree que su esposa le pertenece.

En una carta de deslinde, el político más importante de MC en Nuevo León, Luis Donaldo Colosio Riojas, matizó, condenando, el intercambio entre su compañero senador y su esposa. Un apunte: Luis Donaldo es más Riojas que Colosio, no es combativo, tiene una política femenina, lo cual hay qué celebrar. Precisamente por eso, no es Plan B.

A Luis Donaldo no le acomoda lo ejecutivo, y tal vez ni le interese. Lo suyo, como su madre, es la empatía, el universo, la naturaleza. Luis Donaldo se ha dejado arrastrar por las ambiciones de Samuel, incluyendo recientemente la “clausura” de la refinería de Cadereyta que, al paso, nada refina, contamina.

Al contrario de su padre, Luis Donaldo es un malísimo candidato, no sirve para las elecciones. Colosio era un bohemio, telúrico, Riojas es paz y amor, amistad. Los apellidos, a veces, condenan… o celebran.

En Nuevo León Dante Delgado no tiene a un Enrique Alfaro, quien a veces disputa su liderazgo. ¿Qué hacer? Olvidar a Samuel García, obvio. Intentar conciliaciones, candidaturas de coalición. ¿Y Luis Donaldo? Pues sólo es Luis Donaldo, una buena persona metida en los infiernos de la política.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.