Revisar el Pacto Fiscal, fortalecer el sistema de salud en cada entidad, privilegiar las energías verdes y acordar mejores medidas de reactivación económica, son los cuatro puntos propuestos por la denominada Alianza Federalista a abordar con el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

De no incluirse en la orden del día de la próxima reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), los diez mandatarios que integran el bloque no acudirán a la sesión programada este miércoles en San Luis Potosí.

La postura fue firmada por el gobernador Jaime Rodríguez Calderón y sus homólogos de Coahuila, Tamaulipas, Michoacán, Jalisco, Chihuahua, Colima, Durango, Aguascalientes, Querétaro y Guanajuato.

Los gobernadores coincidieron en que México viven un momento grave ante la contingencia sanitaria y crisis financiera por el Covid-19, por lo que se requiere de soluciones urgentes para salir adelante.

“Los 10 Gobernadores que integramos la Alianza Federalista reiteramos nuevamente ante el País la necesidad de actuar de manera extraordinaria, privilegiando el diálogo y la coordinación, para poder hacerle frente a esta doble crisis que sigue golpeando la salud y el bolsillo de los mexicanos”.

“El país requiere más que nunca un ajuste del esquema federal, porque hasta ahora los gobiernos locales llevamos más de cinco meses haciéndole frente al desafío de la epidemia y a la brutal caída de la economía, con nuestros propios recursos y estrategias, asumiendo todos los riesgos”.

“Esta relación es insostenible y no es sana ni para las entidades ni para el País, pues hasta ahora ningún Gobierno Estatal o Municipal cuenta con las capacidades necesarias y suficientes para continuar atendiendo la crisis por sí mismos”, cita el documento.

Desde el inicio de la pandemia, el pasado mes de marzo, los ejecutivos estatales han solicitado en reiteradas ocasiones audiencia por el Primer Mandatario, quien la semana anterior decidió hacer un espacio en su agenda para acudir a la próxima sesión ordinaria de la Conago.

No obstante, los interesados adelantaron que sino se abordan los aspectos de urgencia para sus entidades y todo el país, no asistirán a una “reunión de café”.

Recuperar los 8 millones de empleos perdidos en lo que va de la emergencia de salud, una redistribución justa de la hacienda pública, desarrollo y utilización de energía verdes, son parte de sus demandas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.