La NASA informó que estudia una “abolladura” en el campo magnético de la Tierra, ubicada sobre parte de Sudamérica y parte del Océano Atlántico; los científicos aún no averiguan cómo sucedió este fenómeno. 

La llamada Anomalía del Atlántico Sur  aún no ha causado ningún cambio en la Tierra, sin embargo la agencia espacial la investiga a detalle, pues sospechan que podría expandirse. 

Aunque aún no se registran afectaciones causadas por la baja densidad de la anomalía en el campo magnético, los científicos continúan investigando para descifrar lo que sucede y prever posibles cambios; sobre todo consideran que podría hacer variar e incluso averiar los satélites que orbitan en la zona. 

La “abolladura” se estudia desde hace décadas sin que existan datos concluyentes que expliquen su comportamiento y los cambios que se generan en ella, pero especialistas de la Agencia Espacial Europea, creen que podría estarse fragmentando. 

De acuerdo con información de Muy Interesante, entre 1970 y 2020, la intensidad mínima en esta zona descendió, al mismo tiempo que el área de la anomalía creció y se movió hacia el oeste a un ritmo de aproximadamente 20 kilómetros por año. 

Lo anterior ha generado el surgimiento de un segundo centro de intensidad mínima al suroeste de África, lo que sería indicativo de que está dividiéndose en dos células separadas.“El nuevo mínimo oriental de la anomalía del Atlántico Sur lleva una década formándose, aunque en los últimos años se ha acelerado su desarrollo”Jürgen Matzka. Agencia Espacial Europea

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.