Si se comprueba que la campaña del expresidente Enrique Peña Nieto estuvo financiada ilegalmente como acusa el exdirector de Pemex Emilio Lozoya, el PRI y el PVEM podrían perder su registro al ser los partidos que lo representaron, dijo el exconsejero del entonces Instituto Federal Electoral (IFE), Alfredo Figueroa.

En entrevista con la revista Proceso, Figueroa dijo que el expediente sobre la financiación de la campaña aún sigue vigente, por lo que se puede investigar el caso.

Lozoya denunció ante la Fiscalía General de la República (FGR) a 16 políticos panistas y priistas que participaron en actos de corrupción y de los que asegura haber sido testigo y obligado a participar en ellos.

Uno de ellos es el caso de Peña Nieto y el exsecretario de Hacienda y Crédito Público Luis Videgaray, a quienes señala presuntamente de haberlo obligado a reunirse con el exrepresentante de Odebrecht en México, Luis Weyll, para pedirle 6 millones de dólares para la campaña de 2012.

Alfredo Figueroa dijo en entrevista con la revista que la sanción más grave que podrían recibir ambos partidos es la pérdida de sus registro.

Documentos del Instituto Nacional Electoral (INE) señalan que la institución abrió en 20017 investigaciones sobre la financiación de la campaña de Peña Nieto por presuntas aportaciones ilegales de la empresa Blunderbuss Company de México, la suiza Latin America Capital Holding y las empresas fachada creadas por Odebrecht, Constructora Internacional del Sur y Research Enginnering and Development LTD, publicó Proceso.

Figueroa dijo que el INE está obligado a solicitarle a la FGR la denuncia de hechos y pruebas que aporte Emilio Lozoya, porque como autoridad electoral debe investigar y aplicar la sanción que corresponda.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.