El 22 de agosto el Congreso local de Baja California Sur votó a favor para destituir a cinco diputados del Humanista, PES y PAN por ausentarse a cinco sesiones consecutivas y por intentar reunirse en la madrugada para destituir a legisladores de la oposición.

El juicio político se iba a realizar el pasado 17 de marzo, sin embargo, tuvo que ser aplazado cinco meses por un brote de Covid-19 que hubo entre trabajadores del Congreso.

Los diputados destituidos inhabilitados de ejercer cargos públicos por dos años son: Lorenia Lineth Montaño, Perla Guadalupe Flores y Rigoberto Murillo del PES; Elizabeth Rocha del PAN; y Daniela Viviana Rubio del Humanista.

José Luis Perpuli del PAN, Maricela Pineda del PRD y Anita Beltrán del PRI fueron amonestados y llamaron a no reincidir en laa mismas conductas.

El juicio político fue promovido por el ciudadano José Alfredo Jiménez, quien durante su intervención en el juicio político dijo que la gente de Baja California Sur está cansada de la mala actuación de los legisladores.

Uno de los diputados destituidos, Murillo del PES acusó que esto fue un acto de Morena para tener el control de las finanzas del estado y que fue señalado por no coincidir con su manera de pensar.

El gobernador de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis, llamó al Congreso local a ser ordenados y se ponga como prioridad las necesidades de los habitantes, no sus intereses políticos.“Vuelvo a hacer un llamado, esta vez enérgico y urgente: que en el Congreso de BCS impere el estado de derecho y se respeten las decisiones del poder judicial”Carlos Mendoza Davis

El 23 de agosto con 12 votos a favor, uno en contra y cero abstenciones (sin estar presente la oposición) aprobaron la sustitución de los diputados María de Rocío Ventura, Alba Josefina Ceseña, Amalia Camacho y Joan Sebastián Quintino.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.