Mientras países como Estados Unidos, Brasil y el propio México se baten con etapas de transmisión alta del SARS-CoV-2, en China todo parece haber vuelto prácticamente a la normalidad, de acuerdo a información de The Wall Street Journal.

De acuerdo al reporte, la recuperación económica de China va viento en popa y en varios indicadores económicos ya cierra la brecha con los Estados Unidos.

Restaurantes y gimnasios lucen abiertos. Los vagones del metro y los aeropuertos lucen a reventar y los niños están a punto de regresar a clases de forma presencial.

Prácticamente la única diferencia reside en que un porcentaje alto de las personas usa los cubrebocas en los lugares públicos.

A los estudiantes se les pide a los niños que lleven cubrebocas, pero su uso no es obligatorio.

Luego de imponer medidas de cuarentena calificadas como “draconianas” por parte de medios occidentales, China ha logrado aumentar su expectativa de PIB del 1.3 al 2.5% para fin de año, de acuerdo al estimado de J.P. Morgan.

China sería así la única economía importante en el mundo que se espera presente un crecimiento económico.

Se espera que la producción económica de China este año represente un 70% de la de los Estados Unidos, un aumento del siete por ciento con respecto al año pasado y el salto más espectacular que ha hecho la nación asiática respecto a los Estados Unidos en ese lapso.

De seguir así, China alcanzaría paridad económica en términos absolutos con Estados Unidos en el 2028, dos años antes de lo estimado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.