Desde el 21 de marzo, cuando la Secretaría de Educación Pública (SEP) determinó suspender las clases en las escuelas del país, debido a la pandemia de coronavirus, millones de niños vieron afectadas sus rutinas. A algunos esto les ha provocado trastornos del sueño, de acuerdo con un estudio.“Se ha modificado su vida totalmente. Se la pasan encerrados, se duermen tardísimo, a veces se levantan muy temprano, a veces se levantan hasta las 11, 12 horas”Anna Sañudo, madre de familia“Ahora me desvelo jugando videojuegos. Se siente como que el tiempo se detiene mientras estás jugando tu videojuego…Luego me duermo muy tarde. [De la escuela extraño] a mis amigos, también aprender”Daniel, estudiante

La pandemia ha modificado los hábitos de sueño de los niños. Según los resultados de un estudio realizado en China y publicados a finales de junio en el Journal os Sleep Research, el confinamiento ha hecho que al dormirse tarde y despertarse tarde, los menores vivan en un constante horario de vacaciones.

Según el estudio, rescatado por el noticiero ‘En Punto’, la alteración en patrones establecidos de inicio no permite la comprensión, provoca irritabilidad y cansancio.“El sueño tiene diferentes funciones. Es fundamental para el crecimiento y también para el desarrollo neurológico y la expresión correcta de las actividades de un organismo sano infantil tiene que ver mucho con la manera como está durmiendo”Reyes Haro Valencia

Además, los investigadores detectaron que la reducirse las actividades al aire libre, las comunicaciones cara a cara e incluso recibir menos luz solar, aunado a la constante exposición a dispositivos electrónicos ocasiona trastornos que pueden derivar en situaciones de:

– Insomnio

– Terrores nocturnos

– Sonambulismo“Ya no es lo mismo, les tratas de medir el tiempo: dos horas en la tablet, dos horas en el juego y dos horas en la tele, no, no puedes. Te rompen tu rutina de que tienes al esposo en la casa, estás tú trabajando, entonces todo lo haces aquí”Reyes Haro Valencia

La recomendación médica es que los niños empiecen a dormir cada día media hora más temprano, hasta regresar a sus horarios habituales, en particular frente al inicio de las clases en línea.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.