Un estudio llevado a cabo por investigadores de Singapur y compartido en Telegraph, revela que el coronavirus sobrevive en carne congelada y pescados hasta por 3 semanas, razón por la que preocupa esto sea el motivo de un nuevo brote.

Esto, a pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) informara que no hay evidencia científica que compruebe la transmisión del virus SARS-CoV-2 a través de la comida, luego de que China insistiera en haber detectado partículas de Covid-19 en alitas de pollo compradas a Brasil,

Pero de acuerdo con los encargados de la investigación, la presencia del coronavirus en pescado y carne que almacenaron a temperaturas que simulaban aquellas en las que se transportan los alimentos entre países: 39,2 grados Fahrenheit para la refrigeración estándar y menos 4 grados para la congelación estándar, seguía después de 21 días.

Eran trozos de salmón, pollo y cerdo de los supermercados de Singapur a los que se les agregó muestras del SARS-CoV-2, y todos mantuvieron el virus hasta por 3 semanas, lo que para algunos especialistas podría tratarse de una explicación clara a los brotes de Covid-19 en regiones con aparente erradicación local como Vietnam, Nueva Zelanda y partes de China.

“La importación de alimentos y envases de alimentos contaminados es una fuente factible de tales brotes y una fuente de agrupaciones dentro de los brotes existentes” dijo el profesor James Wood, de la de la Universidad de Cambridge.

Asimismo, explicó que si bien se puede argumentar con seguridad que la transmisión a través de alimentos contaminados no es una ruta de infección importante, el potencial de movimiento de artículos contaminados a una región sin coronavirus e iniciar un brote es una hipótesis importante.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.