Este 24 de agosto comenzó el ciclo escolar 2020-2021 con clases a distancia a través de la televisión abierta; sin embargo, debido a las condiciones de los más de 30 millones de estudiantes de nivel básico, la continuidad del aprendizaje está en duda desde las opiniones de las niñas, niños y adolescentes (NNA), padres de familias y organizaciones sociales.

La Red por los Derechos de la Infancia (Redim), que tras conocer el contenido transmitido por la televisión este regreso a clases, lamentó que la Secretaría de Educación Pública (SEP) no retomara las posturas y recomendaciones de la población infantil y de expertos, por lo que desde su valoración, la educación dio un “paso de 40 años atrás”.“Niñas, niños y adolescentes ya no veían televisión, 8 de cada 10 se comunican a través de dispositivos móviles y regresar a contenidos televisivos es no entender el proceso de aprendizaje. La televisión como dispositivo tecnológico transmite información pero el aprendizaje es una construcción colectiva con la comunidad educativa”Juan Martín Pérez García

En entrevista con SDPnoticias, el director de la Redim, Juan Martín Pérez García explicó que iniciar el ciclo escolar a distancia por la pandemia de Covid-19 pudo haber sido una oportunidad para invertir en alfabetización digital y el acceso a dispositivos como tabletas y computadoras para NNA, así como conexión a internet con WiFi o paquetes de datos educativos, pero se está desaprovechado.

Y es que durante la primera jornada de clases distancia, surgieron quejas de padres de familia por el tipo de contenido transmitido y los horarios; desde cápsulas grabadas con anterioridad o programas como ‘El Diván de Valentina’ para clases de Formación Cívica y Ética, y hasta la agilidad de material con conocimiento que los niños ya habían estudiando.

Pérez García aseguró que con lo anterior, la garantía del derecho a laeducación está en riesgo pues además el Gobierno Federal no atendió las recomendaciones de la UNESCO y la ONU sobre priorizar a la educación y “en las condiciones actuales va a ser imposible, hoy vimos a niñas y niños en medio de mercados, puestos informales y condiciones no óptimas en sus casas, tomando clase”.

Antes de comenzar el nuevo ciclo escolar, la Redim hizo un llamado a la SEP para que se coordinara con otras dependencias como Salud, Bienestar y Trabajo para conciliar el modelo educativo con estos sectores y no dejar desatendidos a NNA por cuestiones laborales, por ejemplo.“No van a aprender nada […] al final del ciclo pasado la SEP perdió contacto con el 10 por ciento y hoy están regresando 30 millones, es decir que al menos con 2.5 o 3 millones no tuvieron contacto, no sabemos si van a regresar o no, están cumpliendo con la profecía de convertir esto en una catástrofe generacional, término usado por la ONU”.Juan Martín Pérez García

Juan Martín resaltó que el modelo educativo que inició es una “fórmula mediocre que tendrá resultados mediocres” que será pagado por los proyecto futuros de NNA, pues no hay nada rescatable en la estrategia que tiene medidas pensadas para un país diferente a México donde la brecha digital y de desigualdad es un obstáculo para poblaciones con altos índices de pobreza y falta de conectividad.

La Redim reiteró su llamado sobre una sesión del SIPINNA con los gobernadores estatales, las secretarías de Estado y sociedad civil para reiniciar clases con un modelo integral de educación, pues de lo contrario, “no va a funcionar porque el conocimiento y aprendizaje tienen su bases en la comunidad y no sólo en recibir información”. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.