La gira del presidente Andrés Manuel López Obrador por Nuevo León trascurrió ayer entre protestas, la mayoría de ellas en contra.

Minutos antes de las 6: 00 horas, tras pernoctar en un reconocido hotel en el municipio de San Nicolás, el mandatario federal arribó a las instalaciones de la Séptima Zona Militar, en Apodaca.

Ahí ya lo esperaban personas con pancartas y demandas en diferentes rubros, principalmente en materia de Educación; sin embargo, no se percataron de su llegada.

En la Cuarta Brigada de la Policía Militar encabezó la reunión con su Gabinete de Seguridad, junto al gobernador Jaime Rodríguez Calderón, además de ofrecer su tradicional conferencia “mañanera”.

Aunque todo parecía desarrollarse con tranquilidad al interior, al exterior no era así. 

Mientras el Frente Anti-AMLO partió en caravana de la Plaza de Toros con dirección al Campo Militar, otros contingentes ya se apostaban a las afueras para increpar al tabasqueño a su salida del lugar.

Artistas del Circo Atayde que buscaban ser incluidos en la reactivación económica, familiares de pacientes con cáncer que siguen sin recibir su tratamiento ante la extinción del Seguro Popular, maestros que luchan por su basificación, se hicieron presentes para externar su problemática.

No obstante, también hubo seguidores de Morena que se manifestaron a favor, lo que provocó un “encontronazo” con el Frente Anti AMLO.

Golpes y empujones se salieron de control hasta que detectaron el salir de una camioneta que podría trasladar al presidente y se abalanzaron encima al unísonoro de “Fuera AMLO” “¡Fuera! López Corrupto”

Por casi 10 minutos impidieron el paso del vehículo en el que no viajaba López Obrador.