Una especie que se creía extinta desde hace medio siglo, ha sido descubierta vagando en estado salvaje por las tierras altas de la isla indonesia: el perro cantor de Nueva Guinea.

Así lo dieron a conocer científicos de Estados Unidos e Indonesia este lunes en la revista PNAS.

El perro cantor de Nueva Guinea fue estudiado por primera vez en 1897, alcanzando notoriedad por su vocalización única y característica, capaz de producir sonidos agradables y armónicos con calidad tonal. Desafortunadamente, desde la década de 1970 no se había visto ninguno en estado salvaje.

A la fecha se tenía constancia de la existencia de entre 200 y 300 ejemplares en centros de conservación, donde la endogamia (reproducción entre animales de la misma casta) provocó una pérdida de diversidad genética, lo que según los expertos, no solo amenaza la supervivencia de la especie, sino que dificultaba el estudio de sus orígenes.

Pero en Nueva Guinea hay otra raza de perro que vaga por las tierras altas en estado salvaje, el denominado ‘Perro Salvaje de las tierras altas’, cuya apariencia física es increíblemente parecida a la de los perros cantores de Nueva Guinea.

Dicho animal se considera el más raro y antiguo que existe, al ser anterior a la agricultura humana y no haber sido sometido a la reproducción selectiva impulsada por los humanos para perfeccionar las actuales razas.

Por décadas, los investigadores defendieron la hipótesis de que estos perros salvajes podían ser el predecesor de los perros cantores cautivos de Nueva Guinea, pero la naturaleza solitaria de estos canes y la falta de información genómica impedía probar la teoría.

Esto cambió en 2016, cuando la Fundación del Perro Silvestre de las Tierras Altas de Nueva Guinea envió una expedición a Puncak Jaya, una cima de montaña en Papua, Indonesia, y descubrió quince ejemplares en estado salvaje, a unos 4 mil metros de altitud.

Durante tres años, los investigadores recogieron muestras de sangre en su entorno natural, así como datos demográficos, fisiológicos y de comportamiento.

Heidi Parker, del NHGRI, quien comparó el ADN de los perros cantores cautivos de Nueva Guinea y el de los perros salvajes de las tierras altas, señaló sobre los resultados:”Los perros cantores y los perros salvajes tienen secuencias genómicas muy similares, mucho más cercanas entre sí que a cualquier otro cánido conocido”Heidi Parker, científica

Parker explica que en el árbol de la vida, esto implica que ambas especies están mucho más relacionadas entre sí que las razas modernas como el pastor alemán o el perro bassett.

Los investigadores explican que los perros cantores de Nueva Guinea y los perros salvajes de las tierras altas no tienen genomas idénticos no porque sean razas diferentes, sino por la endogamia entre los perros cantores y por su separación física durante varias décadas.

Incluso, el estudio concluye que las vastas similitudes genómicas entre los perros cantores y los perros salvajes indican que, a pesar de los diferentes nombres, son la misma raza, lo que demuestra que la población original de perros cantores de Nueva Guinea no se ha extinguido en la naturaleza. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.