El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, defendió a Kyle Rittenhouse, joven detenido por supuestamente matar a 2 manifestantes en contra del racismo y la brutalidad policiaca contra afrodescendientes en Kenosha, Wisconsin.

El mandatario celebró una rueda de prensa el 31 de agosto y se negó a condenar las acciones del joven de 17 años que disparó con un rifle de asalto contra 2 manifestantes el pasado 25 de agosto.

Según Trump, Rittenhouse “sólo trataba de defenderse de manifestantes violentos luego de caer al suelo” que lo atacaron, por lo que se examina el caso, adelantó.

El momento al que hace mención Trump ocurrió después de que Rittenhouse matara a uno de los manifestantes. Esto provocó que las personas congregadas se volcaran sobre él.

Kyle es simpatizante de Donald Trump. El presidente no condenó los actos de los grupos derechistas que han reventado manifestaciones disparando balas de perdigones y pintura.

Además Trump rechazó reunirse con la familia de Jacob Blake, ciudadano afrodescendiente que recibió varios tiros en la espalda durante un apercibimiento de policías

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.