El gobierno de Estados Unidos confirmó este 1 de septiembre que no colaborará en la iniciativa para crear el Covax o cualquier otro intento para desarrollar y distribuir una vacuna contra el Covid-19, debido a que los esfuerzos son coordinados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En declaraciones recogidas por la agencia AP, el portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, afirmó que el presidente Donald Trump está comprometido con sus principales socios “para garantizar que derrotemos” al nuevo coronavirus, pero su administración rechaza ver limitadas sus acciones “por instancias multilaterales influenciadas por la corrupta Organización Mundial de la Salud y China”.

La unión americana había anunciado en julio pasado la decisión de separarse de la OMS por supuestamente estar bajo el control de China, país al que Washington acusa de no hacer lo suficiente para detener la propagación del nuevo coronavirus al inicio de la epidemia.

Incluso, más de un funcionario estadounidense a sugerido o afirmado que el Covid-19 fue creado de manera artificial en un laboratorio de Wuhan, la ciudad donde se reportaron los primeros casos de la nueva enfermedad.“Este presidente no escatimará en gastos para garantizar que cualquier vacuna nueva cumpla con nuestros estándares de seguridad y eficacia dictados por la Administración de Alimentos y Medicamentos, sea probada cabalmente y salve vidas”.Judd Deere

Estados Unidos desaira a la OMS

La declaración de Deere echa por la borda la posibilidad de que Estados Unidos se una a la creación del Centro de Acceso Global a Vacunas contra el Covid-19 (Covax) como ya han hecho más de 170 países

Esta iniciativa permitirá que todas las naciones adheridas consigan una de las muchas vacunas que están en etapas avanzadas de desarrollo una vez que reciban el visto bueno para su fabricación en masa.

Según la OMS, el Covax será útil incluso para aquellos países que ya están buscando directamente a las farmacéuticas para adquirir la vacuna (como Estados Unidos o México), porque les garantizaría acceso a vacunas de respaldo en caso de que resulten ineficaces las que negocien de manera bilateral con los fabricantes.

Estados Unidos es la nación más afectada por el Covid-19, con al menos 6 millones 88 mil contagios confirmados (43 mil 857 en las últimas horas) y la muerte de 184 mil 564 personas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.