Menos estrellas de Hollywood engalanarán la alfombra roja y no habrá admiradores clamando por autógrafos.

Pero, a pesar de todas las restricciones por el coronavirus, el director Alberto Barbera dice que el solo hecho de que el Festival de Cine de Venecia se realice frente a audiencias en vivo esta semana envía un mensaje positivo.

“Creemos que es hora de reiniciar el cine“, dijo Barbera en la víspera del festival, que se celebra del 2 al 12 de septiembre y este año cumple 77 años.

“Necesitamos reabrir los cines. Necesitamos distribuir nuevas películas. Necesitamos empezar a filmar nuevas películas de nuevo y espero que el festival sea una señal de solidaridad y aliento para todos los involucrados en la industria cinematográfica”, agregó.

El festival de cine más antiguo del mundo, considerado un escaparate para los aspirantes al Oscar a medida que se acerca la temporada de premios, es el primer evento internacional de este tipo que se lleva a cabo desde que el mundo del cine se detuvo debido a la pandemia.

Con los casos de coronavirus volviendo a subir en Italia y otros lugares, se implementó un estricto protocolo de seguridad.

Cualquiera que asista al festival desde fuera del área Schengen de Europa tendrá que hacer una prueba de COVID-19 antes de partir y una vez en Lido, la isla larga y estrecha ubicada en la laguna de Venecia donde se celebra el evento anual.

Se controlará la temperatura y cada segundo asiento de los cines se dejará vacío. Las butacas deberán ser reservadas online, las audiencias tendrán que llevar mascarillas y los fans no podrán acercarse a la alfombra roja.

Las restricciones son similares a las implementadas en los cines de todo el mundo, incluida Italia, donde sólo se han reabierto las grandes salas y los espectadores se sientan separados y deben usar mascarillas al menos en el área del vestíbulo.

Entre las estrellas que se espera que viajen se encuentran la actriz australiana Cate Blanchett, quien presidirá el jurado, el actor estadounidense Matt Dillon y el director español Pedro Almodóvar. También se espera que asista la actriz británica Tilda Swinton para recibir un premio a la trayectoria.

La lista de películas que compiten por el León de Oro al mejor filme incluye 18 títulos, comparado con 21 del 2019. Sólo dos son producciones de estudios estadounidenses: “Nomadland”, un drama de la directora china Chloe Zhao protagonizado por Frances McDormand, y “The World To Come”, con Casey Affleck.

Competirán con películas del israelí Amos Gitai y del ruso Andrei Konchalovsky y con cuatro filmes italianos, entre ellos “Notturno”, de Gianfranco Rosi, sobre el conflicto sirio.

Los títulos que se proyectarán fuera de competencia incluyen “The Duke”, una comedia criminal del director de “Notting Hill” Roger Michell protagonizada por Helen Mirren, y “Greta”, un documental sobre la activista climática sueca Greta Thunberg.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.