Crear bebés diseñados genéticamente todavía es prematuro, sostuvo este jueves un panel internacional de científicos, al advertir que aún no se puede garantizar que el proceso no cause efectos nocivos.

Hace dos años, el científico chino He Jianqui asombró al mundo dando a conocer al primer bebé diseñado genéticamente, a partir de un método llamado CRISPR, que permite modificar ADN humano para futuras generaciones.

He Jianqui realizó el experimento con tres embriones humanos para inocularlos con el virus del SIDA. El hecho fue condenado por la comunidad, que calificó el trabajo del científico chino como contrario a la ética. En tanto, He fue condenado a tres años de cárcel por violar las leyes de su país.

Ante el escándalo, la Academia Nacional de Medicina de Estados Unidos, la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos y la Sociedad Real del Reino Unido decidieron crear el panel internacional de científicos que este jueves dio a conocer una guía para los países que estén considerando crear bebés por diseño.

La comisión de expertos se abstuvo de calificar la modificación genética de embriones humanos como un procedimiento ético o no. Lo que sí hizo fue subrayar que hasta el momento no existe suficiente conocimiento científico para hacerlo de manera segura.

Otro panel, creado por la Organización Mundial de la Salud, emitirá un reporte sobre el aspecto ético en los próximos meses.

Lo que sí planteó la comisión fueron las siguientes guías que un país debería considerar si da luz verde a este tipo de experimentos:

  • Los ensayos iniciales deben cumplir con cuatro condiciones:

– Que busquen eliminar una enfermedad grave causada por un sólo gen

– Que la edición se limite a reemplazar una secuencia de ADN defectuosa con una que ya se ha probado segura en la población general

– Que no se edite ningún embrión que no tenga el defecto 

– Que los padres no tengan manera de tener un hijo sin el defecto

  • Los embriones modificados deberán ser monitoreados en el laboratorio para asegurarse de que se están desarrollando con plena normalidad, y se deberán practicar pruebas para confirmar que las células están creciendo con las condiciones deseadas, antes de implantarlos en la madre.
  • Se recomienda la creación de un panel científico internacional para ofrecer actualizaciones sobre los avances científicos, evaluar si existen las condiciones para las ediciones embrionarias, evaluar los resultados de casos existentes y ayudar a países que soliciten asesoramiento.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.