Nuevo León registró una nueva caída en sus ingresos durante agosto, ahora del 8.2 por ciento. 

En un informe al cierre del último mes, la Secretaría de Finanzas y Tesorería General del Estado dio a conocer el status financiero de la entidad, que obliga al gobierno a un nuevo recorte en el gasto público.

Carlos Garza Ibarra, titular del área, detalló que sus ingresos propios -conformados por impuestos, derechos y aprovechamientos- sumaron 9 mil 233 millones de pesos, cantidad 11.5 por ciento menor respecto a lo presupuestado.

Los rubros de mayor reducción fueron los impuestos sobre Obtención de Premios, Realización de Juegos con Apuestas y Sorteos, y las Erogaciones en Juegos con Apuestas, con bajas de 58, 63 y 61 por ciento, respectivamente, de enero a agosto.

En cuanto a las participaciones federales, el decremento es de 7.6 por ciento, con 28 mil 166 millones de pesos, 2 mil 328 millones de pesos menos.

“Al cierre de cada mes, el Gobierno del Estado analiza el impacto de la reducción de los ingresos y determina las medidas de ajuste necesarias, con el fin de contar con recursos disponibles para atender las necesidades básicas de la población”.

“Lo que estamos haciendo como Ejecutivo estatal es ajustar nuestro gasto, pero al ser la caída tan drastica, hemos tenido que compartir el ajuste, de manera proporcional, con los organismos autónomos y los poderes Legislativo y Judicial. De no hacerlo así, no podríamos compensar el desplome de los ingresos“, explicó.

Es de destacar que del Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF), llegaron 1 mil 541 millones de pesos del FEIEF y en los próximos días serán transferidos 540 millones de pesos más, 

Respecto a la transferencia de recursos a los municipios, en primeros ocho meses del año se entregó un total de 6 mil 732 millones de pesos, cantidad 1.5 por ciento inferior, correspondientes a  101 millones de pesos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.