Como parte de los nuevos lineamientos de reactivación, las oficinas de gobierno operarán a partir de este jueves a un 60 por ciento de su capacidad.

Poco más de la mitad de la plantilla laboral de las dependencias estatales deberá reintegrarse de manera presencial, mientras que el 40 por ciento restante podrá seguir desde casa.

Así se establece en el  acuerdo publicado en el Periódico Oficial del Estado, este miércoles, donde se  hace oficiales las medidas relativas a las actividades permitidas y no permitidas para el mes de septiembre.

 “Se contempla que el personal de las diferentes dependencias del Gobierno de Nuevo León se integre en turnos completos, cubriendo hasta el 60 por ciento de las plantillas”, se informó.

Es de resaltar que se tendrá consideración con padres o madres de familia que realicen labores de acompañamiento con sus hijos, derivado del esquema de clases a distancia implementado en el actual ciclo escolar, así como personas pertenecientes al sector vulnerable.

Entre ellas mujeres embarazadas, empleados con enfermedades crónico-degenerativas y adultos mayores.

“Las medidas y estrategias para definir el personal que continuará con sus labores a distancia, quedará a criterio del titular de cada dependencia, quienes deberán dar prioridad al personal que debido a su situación de salud y/o edad aplique como población de riesgo”, se agrega.

El acuerdo remplaza el del 17 de junio de 2020, cuando se decretó la asistencia del 30 por ciento como medida preventiva para evitar contagios por Covid-19.

La atención al público continuará dándose con apego a los protocolos e indicaciones de la Secretaría de Salud, por lo que se recomienda a la población realizar sus trámites en línea.