El incendio en la sede de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem) en Ecatepec destruyó el 90 por ciento de los expedientes y la mitad del mobiliario, según el reporte del propio organismo. Sin embargo, la colectiva Manada Periferia se deslindó de los daños.

El viernes 11 de septiembre, alrededor de 15 mujeres habrían irrumpido a las oficinas de la Comisión para prender fuego y exigir responsabilidad por la represión de la cual fueron objeto activistas que tomaron la sede, a quienes elementos de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) desalojaron de forma violenta un día antes.

Mediante un comunicado, Manada Periferia señaló que no fueron integrantes de la colectiva quienes provocaron el incendio en la Codhem de Ecatepec alrededor de las 15:30, dado que todas estaban resguardadas a esa hora tras su liberación del Centro de Justicia de Atizapán, por lo cual desconocieron el “daño material” que se hubiera ocasionado.“Deslindamos de toda responsabilidad y autoría tanto intelectual como material (,…) exhorta a quien sea responsable a reconocer su actuar y no perjudicarnos”Manada Periferia

Tanto la representante legal de la colectiva, Zaida Ruiz del Río, como una de las integrantes negaron que hubieran provocado o participado en los hechos que ocasionaron fuego en la sede de la Codhem, mientras el organismo lleva a cabo el recuento de daños para iniciar una carpeta de investigación ante la Fiscalía del Edomex, recupera el diario La Jornada.

Se calcula que el 90 por ciento de los expedientes y documentos, así como el equipo de cómputo donde se alojaba información sobre casos, quedaron destruidos, por lo cual reprobaron la “violencia” y afectación a su patrimonio.