El gobernador Jaime Rodríguez Calderón se dijo dispuesto a enfrentar un nuevo proceso de sanción en su contra por el tema de las “broncofirmas“, al afirmar que la Suprema Corte de Justicia de la Nación siempre tiene la razón.

Luego que el máximo tribunal instruyera al Congreso del Estado iniciar de cero el proceso sancionador e ir a juicio político, el mandatario estatal indicó que se someterá a los que así se determine.

Resaltó que nunca quiso evitar el ser sometido a un juicio, pero si a ser sancionado sin antes defenderse, como promovió desde un inicio del Senador Samuel García, de quien no mencionó su nombre.

“No quiero que se politice,  hemos tenido un desgaste todos por la obsesión de un personaje, y si desde un principio hubieran tomado ese tema creo que ya hubiera terminado”.

“Nosotros nunca dijimos que no estábamos dispuestos a que se nos someta a un juicio, pero no estábamos dispuestos al cadalso, a que: ‘Te mocho la cabeza porque dicen que hiciste’, porque todo ciudadano mexicano tiene derecho a defenderse y a nosotros no nos dieron derecho a defendernos de nada”, expuso.

En caso de haber incurrido en alguna irregularidad, dijo, aceptará su sanción, como también lo haría Manuel González Flores, Secretario General de Gobierno.

No obstante, agregó, es injusto que en base a “dichos”, se destituya o despida a un servidor público, como lo hizo días atrás la Fiscalía General del Estado al cesar a varios elementos a los que se vinculó con el presunto desvío de recursos en el acopio de firmas en respaldo a su candidatura independiente a la presidencia de la República.

“Si yo hice algo malo seré sancionado, igual Manuel”, aseguró.

CARPETAZO

Aunque por tres años  fue el impulsor de la destitución del gobernador Jaime Rodríguez Calderón por el presunto desvío de recursos públicos en el acopio de firmas para respaldar su candidatura independiente a la presidencia de la República, el senador Samuel García indicó que no participará más en ello.

 “Yo prometí, Samuel García, dejarme de pelear. Lo que les puedo decir, tanto a la gente de Nuevo León, como al Bronco, como al Congreso, que se olviden de Samuel García con este tema, yo ya le di carpetazo”, dijo.

En los últimos años, dijo, hizo todo lo que estuvo en sus manos para que el mandatario fuera sancionado, pero la agenda cambió.

“Hice todo lo que estaba en mis manos para que hubiera sanción, pero hoy ante tanta desgracia, tanta necesidad y tanta crisis económica,  no puedo perder un minuto más con el Bronco…el Covid cambió todo, hasta me cambió a mí”.

“Le deseo al Bronco lo mejor, que tengan la inteligencia, la prudencia la templanza de sacar a Nuevo León adelante el año que entra y que trate de cerrar lo mejor posible su sexenio”, aseveró.

YA LO ESPERÁBAMOS

Carlos de la Fuente, coordinador de la bancada panista en el Congreso señaló que desde un principio marcaron que el único modo de cumplir con la orden de la Sala Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación era el juicio político.

“Vamos a ver primero que nos notifiquen para ver cómo viene la resolución y comenzar a analizar el procedimiento que va a plantear la propia comisión anticorrupción, nosotros creíamos que las reglas procesales no era el camino correcto  porque no está apegada a ninguna ley, desgraciadamente no hay ninguna ley en Nuevo León para sancionar al Gobernador más que el juicio político, necesitamos ver que nos va a plantear la Suprema Corte”, declaró.

“El procedimiento viene de un error administrativo, de un error de procedimiento por parte de la Comisión Anticorrupción, en su momento se dijo que estaba retrasando y perdiendo mucho tiempo, hay que definir los momentos hay que ver el planteamiento de cuánto va a marcar para que también no se vea inmiscuido el proceso electoral”.

Ramiro González Gutiérrez, coordinador de la bancada de Morena dijo que el fallo lo veían venir, por lo que ahora tendrán que trabajar a marchas forzadas para ver si les alcanza el tiempo de sancionarlo antes que termine el Bronco su sexenio.

“Era muy evidente que las reglas procesales se prestaban al amparo como así lo hizo el Gobierno del Estado en ese sentido, hay que recordar que un Senador de la Republica empujó ese escenario buscando adeptos políticos pero que no estaban dentro de la legalidad, las cosas se dieron y ahora estamos en un proceso donde tendremos que empezar de cero”.

“A Samuel le han de haber dado un coscorrón, ha de haber venido su líder como lo hizo Alfaro a decirle que ya no”.