El Banco Mundial (BM) inhabilitó por dos años a la constructora española FCC, propiedad del empresario mexicano Carlos Slim. Esto debido a “practicas fraudulentas y de colusión” en dos licitaciones en un proyecto medioambiental en Colombia.

Ante esto, la empresa del ingeniero Slim tendrá que pagar al gobierno colombiano 5.5 millones de dólares.

La empresa inhabilitada, FCC Construcción S.A. no podrá participar en proyectos y operaciones financiadas por el BM durante dos años.

De acuerdo con el Banco Mundial este acuerdo podría suponer la inhabilitación de FCC para participar en otros proyectos de bancos multilaterales de desarrollo. Esto debido a un acuerdo firmado entre ellos en el 2010.

Por su parte la constructora “no impugna la culpabilidad de las prácticas sanciónales subyacentes, que ocurrieron bajo la estructura accionaría anterior”. Así mismo, se compromete a cumplir con ciertas condiciones corporativas, esto como condición para la liberación de la inhabilitación.

FCC acordó con funcionarios públicos descalificar a un competidor en la licitación

Y es que, FCC había participado en la licitación para el Proyecto de Adecuación Hidráulica y Recuperación Ambiental del Río Bogotá, el cual fue diseñado por el gobierno de Colombia. Con lo cual se buscaba hacer de ese río un “activo ambiental” para la zona metropolitana del país.

Así mismo, el proyecto buscaba mejorar la calidad del agua y reducir el peligro de inundaciones en esa zona.

De acuerdo con el Banco Mundial la empresa de Slim participó en la licitación de dos contratos, en uno de los cuales “acordó” con funcionarios públicos a través de un subcontratista y un agente comercial que “se descalificara a un competidor” y es considerado colusión.

Además, tergiverso el uso del anticipo del contrato, lo cual es considerado una practica fraudulenta.