Un militar asignado al Cuartel de la Sedena ubicado en el municipio de Linares, falleció al recibir una descarga eléctrica mientras lavaba la unidad que tenía asignada.

Las autoridades mencionaron que, al parecer el soldado estaba descalzado al momento del accidente

Mencionaron que la corriente eléctrica penetró su cuerpo, al pisar una alcantarilla por donde pasaba un cableado con corriente 220.

Los hechos fueron reportados a las 12:30 horas, en el recinto militar ubicado en el kilómetro 147 de la Carretera Nacional, tramo Linares-Ciudad Victoria, a la altura de la comunidad El Perico.

El ahora occiso se llamaba Víctor Castañeda Ortiz, de 29 años de edad, quien era originario del estado de Veracruz.

Fueron los propios militares quienes pidieron la presencia de los puestos de socorro, debido a que los médicos militares venían desde Monterrey.

En el sitio se concentraron elementos de Protección Civil, Cruz Roja, Bomberos Nuevo León y Policía municipal, pues acudieron al auxilio.

Sin embargo, cuando llegaron al sitio y los socorristas revisaron los signos vitales del militar, informaron que ya había muerto.

Debido a que es una zona militar, el caso en un principio fue manejado con mucho hermetismo por las autoridades.

Al sitio se vio llegar una unidad de una Agencia Funeraria para trasladar el cuerpo, por lo que se comprobó que alguien había fallecido.

Para poder eliminar riesgos, fue necesaria la presencia de personal de Servicios Públicos de Linares, quienes cortaron la electricidad.

Mientras que un fiscal de la Sedena, se encargó de dar fe de los hechos para poder dar legalidad al caso.

Una versión indicaba que el soldado estaba descalzo lavando una unidad y aparentemente pisó algún cable de energía eléctrica, sufriendo la descarga.

Sin embargo, hasta el momento no han entregado el informe oficial.