Derivado de las demandas por parte de agricultores que retienen el líquido vital almacenado en la presa La Boquilla, en Chihuahua, productores provenientes de Tamaulipas se manifestaron en la CONAGUA de Monterrey para exigir una mejor distribución del agua para sus cultivos.

Al verse amenazado el riego de cultivos para el ciclo que comienza en diciembre en el Distrito 025, sus agricultoresaprovecharon la sesión del Organismo de Cuenca del Río Bravo en las instalaciones de CONAGUA en Monterrey para manifestar su inquietud.

Rubén Chapa, Presidente de la Red de Canales del Distrito 025, mencionó que el año pasado hubo una distribución en la cuenca alta Río Bravo, especialmente en chihuahua, a quienes se les otorgaron el 100 por ciento de sus concesiones, no obstante, para el Distrito de riego 025, en la cuenca baja, nada más se otorgó el 43 por ciento de la concesión.

“Esa inquietud es la inconformidad que tenemos, y cuando comienzan a ponerle atención al tratado de Estados Unidos para darle su parte correspondiente, cuando no bajan agua de la parte alta de la poca que escurre de las presas La Amistad, en Tamaulipas, y Falcón, en Texas, a nosotros nos dejan en plena desventaja y nos hacen un gran daño económico porque no hay riego, no hay agua para los cultivos”, señaló Rubén Chapa.

Los manifestantes exigieron que se debe respetar la Ley establecida en el Tratado de 1994, el cual refrenda que el agua del río Bravo debe repartirse de manera equitativa para los usuarios del distrito de riego en la frontera del país.

 Alrededor de 100 productores agrícolas permanecieron fente a oficinas  de la CONAGUA.