El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prometió que para el mes de abril del próximo año, habrá la cantidad suficiente de vacunas contra el Covid-19, para los 330 millones de habitantes del país y dijo que las primeras dosis, se distribuirán inmediatamente después de su aprobación a finales de este año.”Habremos fabricado al menos 100 millones de dosis de vacunas antes de fin de año. Y probablemente mucho más que eso. Cientos de millones de dosis estarán disponibles cada mes y esperamos tener suficientes vacunas para todos los estadounidenses para abril”Donald Trump

Así lo indicó el Donald Trump reiterando su optimismo sobre el resultado de los ensayos clínicos en curso de vacunas experimentales contra el coronavirus, aunque no especificó qué fabricantes podrían entregar los volúmenes que señaló.

Cabe destacar que Moderna y Pfizer, se encuentran llevando a cabo ensayos clínicos correspondientes a la fase 3 de sus vacunas experimentales, la primera de ellas, espera los resultados en noviembre y la segunda para el mes de octubre.

Asimismo, ambos laboratorios han firmado contratos con el gobierno de Estados Unidos para entregar cientos de millones de dosis, y los funcionarios de salud estadounidenses, han comenzado con los preparativos para poder almacenar y aplicar las primeras dosis a partir de octubre.

En el actual contexto, el tema de la fecha de disponibilidad de una vacuna estadounidense se usa durante la campaña para las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, ya que el candidato demócrata Joe Biden, que lidera en las encuestas, dijo que no confía en Trump para garantizar la integridad del proceso de aprobación científica de esta inmunización.

Por su parte, el científico que encabeza al equipo de la Casa Blanca para la producción de vacunas, Moncef Slaoui, dijo que se espera un volumen de dosis suficiente para vacunar entre 20 y 25 millones de personas al final de año.

Finalmente, el director de los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC), Robert Redfield, apuntó que probablemente el medicamento no estará disponible para la mayoría de los estadounidenses hasta el segundo o tercer trimestre de 2021.