Boris JohnsonPrimer Ministro del Reino Unido, anunció una serie de nuevas medidas restrictivas en su país para tratar de evitar la propagación del Covid-19 en su territorio.

Entre las medidas que se tomarán será restricciones en bares y la petición de que las personas que puedan, trabajen desde casa. También se buscará evitar aglomeraciones en los lugares donde se venden bebidas alcohólicas, conocidas como “pubs”.

Apenas el pasado julio, Johnson habría exhortado a las personas que fueran a trabajar si podían para evitar mayores daños económicos.

Otra de las restricciones que podrían implementarse sería limitar el número de asistentes a bodas, la cual es de 30 personas actualmente ante la presencia de la pandemia de Covid-19.

De acuerdo a versiones difundidas por el Daily Mail, la explosión en casos de coronavirus habrían orillado a Boris Johnson a imponer medidas “draconianas” para controlar la pandemia.

Sin embargo, los “halcones” económicos en su gabinete lo habrían orillado a reconsiderar esta decisión por el momento pese al aumento en casos del nuevo coronavirus.

La explosión en nuevos casos de la enfermedad tendrían dividido al gabinete de Johnson, entre los preocupados por la enfermedad y los que están más preocupados por el impacto económico de un nuevo cierre de la economía.

El nivel de alerta en el Reino Unido se ha incrementado al nivel cuatro, el cual indica que existe un número alto de casos y un crecimiento exponencial de los mismos.

Por el momento, escuelas y negocios continuarán abiertos y el gobierno británico insiste en que las nuevas medidas no implican una nueva cuarentena.