Nuevo León ha invertido más de 2 mil 500 millones de pesos de recursos propios en la atención de la emergencia sanitaria por el Covid-19.

Ante la falta de una partida del gobierno federal para ello, recordó Manuel de la O Cavazos, Secretario de Salud en el Estado, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón dispuso redireccionar el presupuesto estatal a la causa.

Desde un inicio de la pandemia en la entidad, el pasado mes de marzo, se dispuso la adquisición de pruebas PCR, insumos de higiene, y atención a pacientes infectados.

Además de trabajar en el equipamiento y reconversión de hospitales, entre otras acciones para aminorar el impacto del virus.

“Se ha hecho una inversión de más de 2 mil 500 millones de pesos, para pagar doctores, doctoras, para equipo médico, para atender a los pacientes”, resaltó.

“La salud no tiene precio, pero tiene un costo…no hay muchos recursos en el estado, sin embargo, agradezco al gobernador por su sensibilidad y por dar prioridad a la salud, sino se hubiera hecho un gran esfuerzo en el estado no hubiéramos podido salir adelante para atender los pacientes”.

Se prevé que continúe la compra de pruebas e insumos médicos, tanto como sea necesario.

Por otro lado, señaló que al momento se han recabado un poco más de 3 millones de pesos en multas a establecimientos y negocios que incumplen con las medidas de higiene y demás protocolos contra el Covid-19.

“Hemos recabado un poco más de 3 millones de pesos en las sanciones, en las multas a los establecimientos que no han cumplido con las recomendaciones sanitarias”.

“Se han invertido esos recursos en la atención de pacientes”.

BAJAN CONTAGIOS,  HOSPITALIZACIONES Y DEFUNCIONES

Con el número más bajo en los últimos tres meses, Nuevo León reportó ayer 488 contagios por Covid-19 y 30 fallecimientos más.

En rueda de prensa de actualización de cifras, Manuel de la O Cavazos, Secretario de Salud en el Estado, indicó que al momento suman 61 mil 720 infectados y 3 mil 386 defunciones a causa del virus.

Las hospitalizaciones también registraron el número más bajo con 955 pacientes internados, 249 de ellos intubados.

“No hay que relajar las medidas sino al contrario, hay que seguir previniendo para que esto siga mejorando”, resaltó.

“Si nos relajamos, si nos descuidamos, podríamos tener un rebrote mayor que el registrado cuando tuvimos la mayor ocupación hospitalaria”.

El pasado 19 de julio, la entidad registró el pico más alto de contagios al alcanzar 827 casos.

Es de destacar que entre los decesos están una mujer de 38 años de edad, sin comorbilidades, y otra más de 21 años, con insuficiencia renal.

A la par se analizan 919 casos sospechosos.

“Hemos logrado estabilizar esta pandemia, sin embargo, no estoy contento al igual que todo el equipo de salud por que el virus existe todavía aquí en nuestra entidad”, advirtió.

Las personas recuperadas son ya 52 mil 633, mientras que 5 mil 701 se encuentran en tratamiento.