Una llamada puede ser la diferencia entre la vida y la muerte a causa de la violencia doméstica, por lo cual el Gobierno de Apodaca mediante la Dirección General de la Mujer mantiene activa la estrategia de atención de emergencias a través del 911.   

Ante eventuales casos de violencia familiar durante la pandemia que puedan culminar en feminicidios, la titular de la dependencia, Guadalupe Elizondo, informó que los llamados realizados al 911 y a las líneas 81111306293 y 8115444473, son atendidas inmediatamente por un equipo integrado por un psicólogo y abogado, con apoyo de policías en un tiempo de respuesta entre los 5 a 7 minutos.

Detalló que debido al confinamiento por el COVID-19 se ha registrado un promedio de hasta 35 llamadas diarias, mismos que al ser atendidos han evitado desenlaces lamentables como agresiones físicas con lesiones de gravedad o fallecimientos.

“Además de las acciones preventivas para erradicar la violencia y ante los riesgos de que las habitantes del municipio puedan enfrentar un caso de violencia en casa por la pandemia queremos difundir esta línea de atención que puede ser la diferencia y salvar vidas”. 

“Se brinda también atención psicológica y jurídica gratuitamente, también seguimiento a los casos, atención médica en caso de ser necesario, así como refugio para quien así lo requiera. En Apodaca hay cero tolerancia a la violencia contra las mujeres, niñas y adolescentes”, expresó Elizondo.   

Por ello, también se busca concientizar a la ciudadanía en general sobre los distintos tipos de violencia; psicológica, física, sexual, patrimonial, económica, política, digital, obstétrica y feminicida, ya que al identificar estas conductas les facilita pedir ayuda.
Tras recibir la atención por parte de la Dirección General de la Mujer, la víctima recibe un acompañamiento con calidad y calidez para realizar su denuncia virtual ante la Fiscalía general de justicia de Nuevo León, a la par de brindarle refugio y el otorgamiento de una orden de restricción para quien ejerce la violencia, destacó Elizondo.