Para buscar soluciones respecto a la contaminación generada por la Refinería de Cadereyta, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón sostuvo ayer una reunión con Octavio Romero, director general de Pemex.

En Ciudad de México, acompañado de José Manuel Vital Courier, Secretario de Desarrollo Sustentable en el Estado, denunció las emisiones contaminantes que ocasiona la planta petroquímica en Monterrey y su área metropolitana.

Ambas partes acordaron la instalación de una Mesa de Coordinación para establecer nuevas pautas a manera de monitorear las emisiones y trabajar en el mejoramiento del medio ambiente y entorno urbano.

“Me reuní con Octavio Romero Oropeza, director general de Pemex, con el objetivo de coordinar acciones para hacer más eficiente el trabajo en la Refinería de #Cadereyta, buscando cumplir con la normatividad ambiental; además de combatir el robo del combustible en Nuevo León“, compartió en redes sociales.