La entrada de un nuevo sistema frontal a la entidad, trajo consigo altas concentraciones de partículas PM10 en Monterrey y su área metropolitana.

Ráfagas de viento con una intensidad de entre 60 y los 80 kilómetros por hora, derivadas del ingreso del Frente Frio No 5, provocaron la resuspensión de contaminantes.

La Secretaría de Desarrollo Sustentable, recomendó evitar actividades al aire libre y todo tipo de acciones que fomenten la resuspensión de polvo, así como reducir el uso de vehículos y no utilizar químicos o solventes.

“Ante la llegada de este frente frío, se presentan ráfagas de viento con una intensidad entre los 60 y los 80 km/h”.

“Asimismo, se esperan altas concentraciones del contaminante PM10 debido a las ráfagas de viento por el frente frío Nº5”.

“Se pronostican valores que superarán los 150 ?g/m3 durante el incremento de la velocidad del viento”, se informó.