Un estudio realizado por investigadores británicos y chinos informa sobre la evidencia de un nuevo evento de extinción masiva que permitió el dominio de los dinosaurios sobre la Tierra.

La investigación, publicado en la revista Gondwana Research, nombra a este periodo de extinción Episodio Pluvial Carniano, que tuvo lugar entre 234 y 232 millones de años atrás y marcó el comienzo de los ecosistemas modernos.

Esto, porque los cambios climáticos afectaron gravemente a las criaturas en los océanos y la tierra, llevándolos hasta su desaparición. No obstante, poco después nuevas especies ocuparon el planeta y formaron nuevos ecosistemas.”Hasta ahora no había estudios paleoclimáticos concluyentes que pudieran evidenciar concretamente que el Episodio Pluvial Carniano ocurrió en esta zona fuera de la región del mar de Tetis”Adriana Mancuso, líder del estudio.

La repentina sequía que siguió al Episodio Pluvial Carniano creó el escenario ideal para que los dinosaurios dominaran la Tierra, según demuestra la evidencia fósil. Pero a su vez, también surgieron muchas nuevas plantas y animales modernos, incluidos los cocodrilos, lagartos, arrecifes de coral modernos, plancton y las tortugas marinas.

Asimismo, en el estudio liderado por una paleontóloga del CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas), Adriana Mancuso, se habla sobre los cinco eventos de extinciones masivassuscitados en los últimos 500 millones de años, en los que el calentamiento climático global causado por erupciones volcánicas a gran escala y la lluvia constante pudieron haber sido la causa.

Aún así, los expertos consideran que son necesarias nuevas investigaciones para concluir lo expuesto sobre el Episodio Pluvial Carniano: “Nosotros proponemos que la diversificación inicial de los dinosaurios podría estar vinculada con este episodio, pero consideramos necesario establecer un vínculo utilizando edades absolutas más precisas en las secuencias portadoras de fósiles, tanto de las huellas de potenciales dinosaurios como de restos corpóreos”.