A pesar de que el sistema de salud de África es deficiente porque hay escasez de instalaciones de ensayo y sobrepoblación en barrios marginales, hasta el momento no se han registrado las altas tasas de letalidad que científicos previeron al inicio de la pandemia de Covid-19.

En abril, cuando en países europeos y asiáticos estaban pasando por el peor momento, la Organización Mundial de la Salud (OMS) calculó que en el continente podrían morir por el nuevo coronavirus alrededor de 300 mil personas.

En mayo, la OMS cambió su pronóstico a 190 mil personas.

Sin embargo, todas las predicciones de organismos han fallado. Hasta el momento, África registra 35 mil muertes y más de un millón 400 personas de casos positivos por el nuevo coronavirus, es decir, una tasa de letalidad de 2.4 por ciento, de acuerdo con datos de la agencia Reuters.

Países como Italia tienen una tasa de muertes de 11.6 por ciento, Reino Unido de 9 por ciento. En cambio, naciones africanas como Etiopía tienen una tasa de 1.6 por ciento, Nigeria de 1.9 por ciento y Sudáfrica de 2.4 por ciento, el país más afectado de dicho continente.

Especialistas en África prevén que los hospitales no se vean rebasados como sí sucedió en Europa con España e Italia.“En base a lo que hemos observado hasta ahora es poco probable que vayamos a ver algo de la escala que apreciamos viendo en Europa, tanto en términos de infecciones como de mortalidad”Profesora Rashida Ferrand.

Baja letalidad por pocos registros

Expertos analizan el por qué estas bajas cifras y han acordado que probablemente no se están registrando todos los casos.

En África es uno de los continentes donde menos pruebas se hacen y en general muchas defunciones de causas de todo tipo no se registran.

Algunos investigadores están estudiando la posibilidad de que la baja mortalidad es por consecuencia de una vacuna contra la tuberculosis que se administra, normalmente a niños, podría estar contribuyendo a reducir las muertes por el nuevo coronavirus.