Por José Jaime Ruiz

josejaimeruiz@lostubos.com

@ruizjosejaime

Leamos lo oficial:

“El Gobierno de Nuevo León colaborará con la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), en la recopilación e intercambio de información, enfocados en la investigación de hechos presumiblemente ilícitos.

“En una charla virtual, el Gobernador Jaime Rodríguez Calderón ratificó al titular de la UIF de la SHCP, Santiago Nieto Castillo, el compromiso de su administración para trabajar en conjunto con las instancias del Gobierno Federal en temas de investigación financiera que fortalezca el combate a la delincuencia.

“En la videollamada participaron también Bernardo González Garza, quien este día asumió la titularidad de la Unidad de Inteligencia Financiera de Nuevo León, y el Secretario de Finanzas y Tesorero General del Estado, Carlos Garza Ibarra.”

Una lectura a fondo es otra. El gobernador Jaime Rodríguez Calderón entró formalmente en las elecciones de 2021 con el nombramiento de Bernardo González como titular de la Unidad de Inteligencia Financiera del Gobierno de Nuevo León. El Bronco no sólo tiene colmillo, también dientes de cara a los próximos comicios. El Bronco, aunque lo minimicen sus adversarios, cada vez es más un factor.

Jaime, como gobernador, va a utilizar política y electoralmente a Bernardo González, como el presidente Andrés Manuel López Obrador a usado a Santiago Nieto como su brazo político. El amarre entre Rodríguez Calderón, González y Nieto es, en este momento, una alianza bien avenida con Andrés Manuel de cara a las elecciones. El próximo seis de octubre, Bernardo y Santiago trazarán las estrategias financieras-electorales.

Para su sucesión, el Bronco ya se amarró con Morena y, como gobernador, tiene un juego plural para alcaldías, diputaciones locales y federales. La Unidad de Investigación Financiera, como la federal, tiene un uso político. Nadie quiso entender lo que vino a decir López Obrador en su última visita al estado:

“Cuando se trata de elecciones, como van a ver aquí en Nuevo León, siguiendo el ejemplo de Madero, lo que hay que procurar es que las elecciones sean limpias y libres. Y que sea el pueblo el que decida y que no se utilice el presupuesto público para favorecer a ningún partido, a ningún candidato y que no se compren los votos, que no se trafique con la pobreza de la gente, que ya no se repartan despensas para obtener votos, frijol con gorgojo.

“Y que además el que cometa fraude electoral que vaya a la cárcel porque debe saberse que ya se reformó la Constitución y ahora el fraude electoral es delito grave, el que comete un fraude electoral en cualquiera de sus manifestaciones va a la cárcel y sin derecho a fianza.”

¿Quiénes han aparecido en el radar de Santiago Nieto? El exgobernador Rodrigo Medina y su extensión político-financiera Francisco Cienfuegos, el senador Samuel García y el alcalde de San Nicolás Zeferino Salgado. Resumo: el PRI medinista, el PAN de Chefo y Movimiento Ciudadano de Samuel. Sí, los tres partidos que tratan que Morena no llegue a la gubernatura en Nuevo León. Y agréguenle los adversarios del Bronco…