El subsecretario de Prevención y Promoción a la Salud, Hugo López-Gatell, puso el ejemplo durante la conferencia sobre la situación del coronavirus en México al vacunarse contra la influenza, “no duele” declaró.

El funcionario sanitario es la primera persona en ser inmunizada contra la influenza y da inicio a la Campaña Nacional de Vacunación que se implementará del 1 de octubre al 31 de diciembre que se aplica durante la temporada invernal.

Al adelantar la campaña de vacunación, se espera que la población genere anticuerpos contra la influenza antes del inicie de la temporada de diciembre a enero en la población de riesgo con enfermedad cardiovascular, diabetes mellitus, obesidad mórbida, enfermedad pulmonar crónica, insuficiencia renal, inmunosupresión adquirida, cáncer y personas que viven con VIH.

De acuerdo con la directora general del Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia, Miriam Veras Godoy, la población objetivo es de 36 millones 490 mil 871 personas divididas en grupos:

  • 6 a 59 meses
  • 60 y más años
  • embarazadas
  • trabajadores de la salud en contacto con la población

El subsecretario López-Gatell destacó que el objetivo del gobierno general es evitar que confluyan la epidemia de coronavirus y la influenza: “la vacuna tiene como propósito salvar vidas y reducir el riesgo en personas susceptibles”, destacó.

Por su parte, Veras Godoy descartó que la vacuna contra la influenzapudiera producir la enfermedad dado que el virus está inactivado o muerto, simplemente tiene la capacidad de producir anticuerpos e incluso señaló que una persona enferma del virus de la influenza o el coronavirus podía vacunarse.

La responsable de aplicar la vacuna a López-Gatell fue la jefa de enfermeras, Fabiana Zepeda Arias, quien lo inyectó en el brazo izquierdo tras desinfectar el área con un algodón empapado en alcohol.