A través de la plataforma Change.org, una ONG ha pedido cancelar el desarrollo de las vacunas contra el coronavirus ya que estas podrían ocasionar la muerte de al menos 2 mil tiburones.

De acuerdo con la organización Shark Allies, las vacunas que se están desarrollando para desarrollar inmunidad contra el Covid-19 utilizan el escualeno, un aceite presente en el hígado de tiburón -aunque también puede obtenerse de manera vegetal-. El escualeno es conocido por ser económico y se encuentra presente en algunos cosméticos como humectante.

Stefanie Brendl, directora de la ONG, ha acusado que para obtener al menos una tonelada de escualeno se necesitan poco mas de 2 mil 500 a 3 mil tiburones; material empleado supuestamente por farmacéuticas como GSK y Sequirus quienes producen adyuvantes a base de este aceite de hígado de tiburón.

Ante esto, aproximadamente un millón de tiburones en todo el mundo han muerto por culpa directa de la pandemia de Covid-19 por lo que, de acuerdo a la ONG y ante los niveles críticos de la especie, los tiburonesno resistirán la demanda de una vacuna mundial.

Brendl ha asegurado que ella lleva ya dos décadas en la investigación y conservación de animales por lo que reiteraron que no piden acabar con las investigaciones de la vacuna sino, recordar que existen fuentes suplementarias para conseguir el escualeno.

Es por eso que han lanzado tres peticiones en Change.org para los fabricantes de vacunas, tratamientos y suplementos: el reemplazo del escualeno de tiburón, incluir el escualeno vegetal en las pruebas y garantizar el desarrollo de producción en escala del aceite.“Shark Allies llevaba tiempo estudiando las consecuencias en la población mundial de tiburones del uso de escualeno por la industria cosmética cuando surgió la Covid-19 y la investigación tomó un nuevo rumbo” Stefanie Brendl

Hasta el momento, dicha petición lleva un total de 52 mil firmas para que el escualeno de tiburón sea reemplazado lo antes posible y se desarrolle la producción de dicho aceite no animal.

En el comunicado aseguran que el escualeno de tiburón no es un ingrediente “mágico” pues su estructura química (C30H50) es idéntica a la de las alternativas no animales por lo que, la eficacia en las vacunas debería ser la misma pues ya se ha hecho frente a otras enfermedades como diversas cepas de la influenza y otros coronavirus:

  • H1N1
  • H7N9
  • H7N7
  • SARS-CoV
  • MERS-Cov

Con información de Change.org.