Para bajar de 70 a 60 años de edad y garantizar el derecho de contar con representación legal de oficio, incluso cuando sean la contraparte, el Diputado Álvaro Ibarra, presentará una iniciativa de reforma a la Ley de Defensoría Pública de Nuevo León, a fin de no dejar sin protección a ningún adulto mayor.

Ibarra Hinojosa explicó que se trata de una modificación de los artículos 5 y 39 de la Ley de Defensoría Pública, a fin de homologar la edad para acceder al servicio, tal y como se establece en tratados internacionales y el la Ley de Protección al Adulto Mayor en el estado.

 “Existe una problemática de discriminación contra nuestros adultos mayores, ya que actualmente, la Ley de Defensoría Pública del Estado establece que, únicamente se brindará esta prestación del servicio si el interesado tiene 70 años de edad o más”, dijo.

 “Esta situación que no está acorde con el marco normativo estatal, ya que la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores del Estado, establece que estas personas son las que cuentan con 60 años de edad o más”, agregó.

 El también presidente de la Comisión de Justicia y Seguridad Pública explicó que la intención de la reforma, además, es establecer en la Ley de Defensoría Pública del Estado, que las personas de 60 años o más, puedan tener representación del Instituto del Defensoría Pública, aunque estos sean la contraparte.

  “En ese entendido mi iniciativa versa en que se baje la edad para que el Instituto pueda brindar el servicio, a las personas que cuenten con 60 años o más y no los 70 que actualmente marca la Ley, cuando éstas sean la contraparte”, puntualizó.